La PFA desbarató una secta acusada de Trata de Personas y estafas

La organización fue desbaratada luego de que allanaran su templo de La Matanza. Hay cinco detenidos, entre ellos el líder del grupo.

La Policía Federal desarticuló una organización dedicada a la «trata de personas» a través de la captación religiosa en La Matanza. Se trata del templo «Abba Krishna», ubicado en la calle Rico en el área de 20 de Junio, justo en el límite con Merlo. Hubo cinco detenidos, entre ellos el líder del templo, de 66 años.

El lugar que funcionaba allí desde 2017 y empezó a ser investigado el año pasado. Fue tras una denuncia de identidad reservada.  

Tras una serie de tareas de campos, lo investigadores lograron establecer que la organización -de estructura piramidal- poseía un templo de adoración denominado “Abba Krishna”.

El lugar albergaba hombres y mujeres con situación de vulnerabilidad psicológica. Abba Krishna se había convertido en una organización muy convocante.

El templo además funcionaba como comunidad espiritual: una vivienda permanente para miembros, con imágenes religiosas pintadas en sus paredes.

La maniobra principal era la captación por parte de sus miembros hacia las víctimas: conseguían un total control de sus relaciones y también de su economía.

Además ejercían la explotación laboral, con un sistema de trabajo esclavizante y una total dependencia de los damnificados para despojarlos de sus bienes materiales y separarlos de sus familiares.

Tras poco más de un año de investigación, el Juzgado en lo Criminal y Correccional Nro. 2 de Morón a cargo del Dr. Jorge Ernesto Rodríguez, ordenó cinco allanamientos: tres fueron realizados en la localidad de 20 de Junio, en el Partido de La Matanza; y los dos restantes en Pontevedra, Partido de Merlo.

El resultado de esa serie de allanamientos derivó en cinco personas detenidas, entre ellas a Aldo F., considerado el líder espiritual del grupo y el principal teólogo, por llamarlo de alguna forma.

Además, se incautó la suma de $ 449.960, 600 dólares, una tablet y 6 celulares.

La división Trata de Personas, que depende de la Superintendencia de Delitos Federales de la Federal, colocó una faja de clausura sobre el templo. 

Todos los detenidos, tres hombres y dos mujeres mayores de edad, quedaron a disposición del juzgado interventor por infracción a la Ley de Trata de Personas y la organización quedó considera como desbaratada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *