La justicia avanza sobre las cuentas del presidente Mauricio Macri

Franco-y-Mauricio-Macri  Luego de confirmarse la actividad de una de las empresas offshore donde el presidente de Argentina figura como titular, y a pesar de la negativa del mandatario, el fiscal de la causa exigió al juez Casanello balances sobre la empresa Socma y exhortos a varios países con el fin de obtener declaraciones juradas de las personas implicadas.

El fiscal Federico Delgado pidió al juez Sebastián Casanello que pida a la Inspección General de Justicia balances de la empresa Socma, de Franco Macri, entre 1985 y 2007, en el marco de la investigación sobre las empresas offshore adjudicadas al presidente Mauricio Macri en los Panamá Papers. También pidió que libre exhortos a diferentes países solicitando declaraciones de personas e informaciones sobre empresas que pudieran estar relacionadas con el mandatario nacional.

Un pedido en particular se refiere a Owners Do Brasil, de la que además pide que se tome declaración a dos ex apoderados de empresas relacionadas. Casanello ya pidió informes sobre Fleg Trading Limited, Global Collection Services y Owners Do Brasil Participacoes, para determinar si Macri (h) figura o figuró como accionista o si tuvo participación en ellas.

Un ex gerente de Socma, Orlando Salvestrini, debe dar declaración testimonial sobre la actividad de Pago Fácil y Fleg Trading en Brasil, empresas que el presidente mencionó en su descargo como causa del armado de las empresas offshore. La investigación judicial está orientada a determinar si Fleg Trading, radicada en Bahamas, estuvo activa y fue parte de la instalación de Pago Fácil en el país vecino.

El fiscal Delgado también le pidió al juez que libre un exhorto a Italia para requerir información detallada sobre Fleg Trading, Owners y Hotel Nuraghe Portorotondo. Casanello ya libró exhortos a Uruguay, Reino Unido, Irlanda, Panamá y Brasil por empresas de la familia Macri y pidió a la AFIP que le remita las declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales de Francisco Macri, Gianfranco Macri y Mariano Macri entre los años 2012 y 2014, todas medias pedidas por el fiscal.

También se pidió al Banco Central que requiera a todas las entidades financieras del país datos sobre las cuentas bancarias en las que el presidente argentino  haya participado como titular y apoderado a partir del 1 de enero de 2016 hasta la actualidad, así como y los movimientos de los fondos.

La existencia de las firmas fueron reveladas por la filtración de millones de documentos del estudio de abogados Mossack-Fonseca,  de Panamá,  especializados en sociedades offshore.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.