La familia Iraizoz continúa reclamando justicia

familia-IraizozHugo Iraizoz, padre de Nahuel, volvió a reclamar que los acusados por el crimen de su hijo sean condenados nuevamente y criticó la reducción de penas a las acusados. Contó que en mayo presentó un recurso de queja, que fue rechazado por la Cámara de Casaciones. Además, pide que se investigue nuevamente el caso.

Hugo Iraizoz volvió a reclamar justicia por el homicidio de su hijo, Nahuel. Tras la reducción de penas para los condenados por ese crimen (Irineo Rojas y Alejandro Etchechurry), denuncia “falta de sentido común” de la Justicia. Además, pidió que se abra una nueva causa para investigar el episodio de 2004.

El padre del joven asesinado en la maderera de Longchamps había presentado en mayo un recurso de queja. Sin embargo, fue rechazado por la Cámara de Casación Penal por un “error de forma”.

“Me pareció una barbaridad el fallo que terminó por condenar a Rojas y Etchechurry” denunció Iraizoz. “Me rechazaron el recurso de queja con fundamentos que no eran tales”, completó.

Según explico el padre de Nahuel, “no existieron razones concretas” respecto al rechazo del recurso de queja presentado para pedir por una nueva condena a los imputados a Etchechurry y Rojas. Además, el reclamo fue dirigido hacia el fiscal del Tribunal Oral Criminal (TOC) 10 quien “se excusó y dijo cosas gravísimas” que “perjudicaron” la causa.

A casi tres meses de la reducción de condena, aún siguen las denuncias y Hugo Iraizoz aclaró que continúa con sus reclamos por el “creciente corporativismo” de la Justicia. “Sigo reiterando exactamente lo mismo, evidentemente no hay una buena actitud del Fiscal y decididamente se puso a defender a los imputados”, aclaró a este medio.

Pidió una nueva investigación

Iraizoz anunció que en las próximas semanas, abrirá una nueva causa para buscar al autor intelectual del crimen. Según informó, Irineo Rojas y Alejandro Etchechurry “nunca aclararon los motivos del ataque” y “está demostrado que no fue un intento de robo sino de homicidio”.

Por otra parte, indicó que los imputados aún no lograron dar explicaciones sobre las razones del intento de homicidio hacia él y el asesinato de Nahuel. Las sospechas recaen sobre  la existencia de un autor intelectual que no ha sido identificado aunque no descarta la hipótesis de que esa responsabilidad recaiga sobre uno de los dos condenados.

“Queremos saber porqué Rojas vino a matarme porque nunca cometí un delito que lo justifique”, explicó Iraizoz. “Alguno de los dos tiene que hacerse cargo o decir quién los mandó”, completó.

La causa dejó de ser caratulada como un intento de robo y “se demostró claramente que fue un intento de homicidio”, según apuntó Hugo.

El asesinato de Nahuel Iraizoz ocurrió hace más de nueve años en la maderera de Longchamps. Hugo reclamó en varias ocasiones que los asesinos de su hijo buscaron matarlo a él. Explicó que, luego de que Irineo Rojas intentara asesinarlo, su hijo recibió el disparo en la cabeza por parte de Alejandro Etchechurry. Nahuel quedó gravemente herido y murió el 25 de agosto del 2004, tras 11 días de agonía.

El 27 de marzo Etchechurry fue sentenciado a 16 años de prisión y a Rojas le redujeron la sentencia a 11 años y seis meses. La familia Iraizoz mostró indignación por la decisión de la Justicia y anunciaron que continuarán luchando “por Nahuel y por todas las personas dentro de esta estructura mafiosa”.

No solo la Justicia no investigó las conexiones políticas de los acusados, la protección policial y judicial que fue evidente durante la instrucción de la causa y pagos que se habrían realizado para mejorar la situación procesal de algunos de los acusados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *