Jorge Ferraresi, el intendente de los caprichos y la desobediencia

Ferraresi-caripelaNo es una novedad que el intendente de Avellaneda, el ingeniero Jorge Ferraresi, es un “personaje” de esos que restan a la hora de administrar los recursos de los ciudadanos y de encabezar los destinos de un municipio.

Ser intendente no implica simplemente tener una formación profesional, sino saber primero controlar las emociones personales, ser equilibrado, conciliador, no se puede gobernar desde los deseos y caprichos personales.

Encabezar el ejecutivo de un municipio, debe ser un cargo a honrar, ser ejemplo de respetar las Leyes y principalmente a los vecinos.

Lamentablemente, esta gestión, se ha caracterizado por no respetar la Ley, por no respetar a los vecinos y apelar siempre a las acciones populistas, a subestimar la inteligencia de los vecinos con “punteros” ya no solo en los barrios, sino también en las redes sociales, donde es común leer comentarios como “Ferraresi hizo obras, se ven …”, obvio que todo político magnifica lo que hace y lo muestra, forma parte de la política de los mediocres, que necesitan mostrar hasta el hartazgo, como lo es el pintar paredes, carteles y móviles municipales con el logo “gestión Ferraresi”, no hay que olvidarse nunca como ciudadanos, que la gestión, es ante todo, un administrador de los bienes públicos del municipio.

No dicen, los que defienden lo hecho por el intendente que la administración del presupuesto ha sido y es mala, que las obras que se ven son producto de partidas que ha girado la Nación para obras, que muchas de las obras sino todas, están sobrevaluadas, que se pagó 1000 por cosas que salen 100, entonces muchachos dejen de lado el autobombo y no nos tomen de idiotas, quien no haría obras y las mostraría si tiene un negocio redondo y que los vuelve millonarios.

Tenemos funcionarios que llegaron a la gestión en colectivo y hoy son empresarios y millonarios con sueldos que rondan los 15 mil pesos, increíble pero real.

Es más que obvio que el intendente no es el único responsable, de hecho hay varios funcionarios, políticos y hasta empresarios vinculados a el negocio de las obras y con participación en la repartija de la sobrevaluación, seguimos esperando que la justicia investigue a los involucrados en la construcción de la UNDAV, que tuvo un costo superior al inicial, que incluso superaba el valor real de mercado.

Ferraresi, sigue sumando denuncias por incumplir la Ley, por incumplir sus funciones, incluso por incumplir resoluciones judiciales, convencido de que es más que un intendente, porque de tanto “acordar” con los que gustan ir por la línea de lo correcto, termina creyendo que NO PASA NADA.

Algunos ejemplos con pruebas y fundamentos de la conducta de Jorge Ferraresi y su costumbre de hacer lo que le viene en gana.

1-Desde diciembre del 2012, la Ley 14.491, obliga a los municipios, a confeccionar el Boletín Oficial Municipal, donde deberán publicarse, es decir promulgarse o vetar, las disposiciones u Ordenanzas de Concejo Deliberante, dentro de los diez días hábiles. Su publicación debería ser como mínimo una vez al mes y de publicación en la Web del municipio sin restricciones, el fundamente jurídico es, que es requisito necesario para imponer como conocidas y con las formalidades legales, los Decretos, Resoluciones, Ordenanzas. En este tiempo el municipio sigue incumpliendo con la Ley, con lo cual, cualquier vecino, podría plantear la ilegalidad de por ejemplo el aumento de la tasa municipal por no encontrarse publicada en el Boletín Oficial Municipal.

2- El Convenio entre el municipio y la gobernación para el traspaso del Hospital de Wilde, carece de los pasos formales que debería haber seguido un acto administrativo de estas características, incluso su tratamiento en el HCD, fue irregular y se votó y aprobó por la fuerza de la mayoría que por una discusión política de todos los sectores.

3- La medida cautelar que frenaba el traspaso del Hospital de Wilde, fue violado reiteradamente por el intendente, lo que técnicamente es un delito, que se puede tipificar dentro del delito de desobediencia, firmando el intendente un Decreto que desafecta al personal del nosocomio incluso con fecha anterior a la resolución de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de La Plata. Tal vez alguien debiera explicarle al intendente el concepto de retroactividad en la justicia y los plazos para las apelaciones.

4- El intendente por una cuestión política se distancia del diputada provincial Hernán Doval y en reprimenda, quita el código de descuento por recibo de sueldos que tiene como beneficiario a la MUTUAL, que conduce Doval, lo que afecta la economía de recaudación de la misma y pone en riesgo los servicios a los afiliados, la MUTUAL recurre a la justicia federal y el Juez Federal Armella, falla en la cautelar contra la decisión administrativa del intendente, ordena no innovar y se declara incompetente para seguir entendiendo en la causa por la cuestión de fondo, una vez más Ferraresi, demuestra manejarse fuera de la Ley y tomar decisiones arbitrarias, abusando de sus funciones y atribuciones.

5- El intendente niega de forma reiterada, informar sobre los actos de gobierno que se suponen son públicos y que libre acceso para los ciudadanos, más para los vecinos, por lo que se lo denuncia ante del Defensor del Pueblo Sebastián Vinagre, el que termina reconociendo no poder hacer mucho por depender del presupuesto anual, con lo que un enfrentamiento con el intendente, dejaría virtualmente paralizada la defensoría, una muestra más de la impunidad con la que el intendente incumple normas básicas no solo del derecho, sino de una sana política. Los malos ejemplos se copian, Sebastián Vinagre repite la conducta de Ferraresi cuando se niega a informar el presupuesto que tiene la defensoría, la forma en que se ejecuta y el personal que tiene asignada la defensoría, reconociendo solamente que hay mucha gente puesta por el intendente que no conoce.

6- A pesar de la cantidad de denuncias de vecinos sobre infracciones de tránsito truchas, que se labrarían por inspectores municipales que no son de tránsito, que se anotan patentes en la calle por jóvenes contratados que no tienen ninguna formación al respecto, incluso pudimos comprobar en los juzgados de faltas que el mapa que les entregó el municipio con la delimitación de las calles por las que tienen vedado circular los camiones de carga, no se condice con la Ordenanza municipal al respecto, es decir, se pagó por grandes y caros mapas que nadie verificó si eran correctos.

7- Existe un abuso de la asignación de vehículos municipales, especialmente aquellos que no tienen ninguna identificación que pasan por autos particulares, que se otorgan a militantes de las agrupaciones afines de la gestión, cubriendo los gastos el municipio, se comprobó en varias oportunidades que vehículos identificados como del municipio se hallaron en playas de la costa y no por cuestiones laborales, a pesar de que esto constituye una malversación de caudales, no hubo sanciones ni investigación lo que no exime al intendente de su responsabilidad.

8 – Vecinos de Gerli se oponen a la construcción de un jardín de infantes en detrimento del parque de juegos local “Parque Infantil 21 de Setiembre”, la presión de los vecinos, su oposición y repercusión mediática, hace que el intendente, ante el temor de una nueva medida judicial, de marcha atrás con el proyecto, pero nadie repuso los juegos retirados ni repararon los daños causados en el lugar. Los representantes del Club Sociedad de Fomento Villa Dorado y Circunvencinas, de la calle Elizalde 1796, de Gerli.

Y vamos a tomar este último ejemplo para desarrollar los motivos por los cuales el intendente de Avellaneda podría sumar otra denuncia judicial en su contra.

Se firmó con fecha 1º de abril del 2011, un CONTRATO COMODATO GRATUITO, el cual se adjunta en la nota para que se puedan leer los detalles del mismo y comprobar que tenemos un intendente que de mínima es un irresponsable.

Hoy los vecinos que hacían uso del predio, no tienen más el parque de juegos, en su lugar quedó un terreno arrasado y unas chapas que solo aportan un paisaje gris y triste.

Por capricho, el intendente se ha negado a restituir los elementos del parque y a dejar el mismo en las condiciones en que se encontraba, tal y como se acordó y comprometió legalmente en el Contrato que firmaron las partes.

No solo el municipio en la firma del intendente se encuentra obligado a cumplir con lo firmado, sino que es una de las características formales de este tipo de documentos.

La obligación de conservar la cosa, se refiere a cuidar la cosa, haciéndose responsable de todo deterioro que ella sufra por su culpa (Art. 2266 Código Civil), se exceptúa su responsabilidad por los daños causados por fuerza mayor o caso fortuito, siempre que no hubiera habido culpa del comodatario.

Usar la cosa, comprende usarla para el destino que se hubiere convenido. (Art. 2268 del mismo cuerpo legal).

Restituir la cosa, comprende estado, tiempo y lugar. Por estado, el Art. 2271 es la devolución de la cosa con todos sus frutos y accesorios en el estado en que se halle.

Con relación al tiempo, debe ser el convenido, en cambio si fue dado para prestar un servicio, cuando este se hubiere cumplido.

Sin embargo este contrato tiene un particularidad, es que si el comodante necesita imprevistamente la cosa, podrá exigir su devolución en cualquier tiempo (art. 2284 CC).

Puede el comodato concluir, por pérdida de la cosa, por vencimiento del plazo, por rescisión unilateral.

Como se puede apreciar, no es una decisión del intendente restituir la cosa en el estado que la recibió, de la cual se confeccionó y realizó un detallado inventario que incluye fotografías, el intendente deberá responder por los daños y las costas de las acciones que deba realizar el COMODANTE.

Señor intendente Jorge Horacio Ferraresi, deje de bastardear el cargo de intendente, deje de comportarse como un nene caprichoso e incoherente, ajuste su proceder a derecho, cumpla con la Ley y administre correctamente los bienes a su custodia, que no son suyos, son ADMINISTRADOS, termine con esa conducta de negar la información pública y teñir su gestión de sombras y dudas. Pero por sobre todo, deje de subestimar a los vecinos.

P1500504 P1500505

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.