Inauguraron casas de pre-egreso de mujeres del penal de Ezeiza

Se trata de las tres primeras casas de pre-egreso para las mujeres del penal de Ezeiza, donde se alojarán a 30 internas en período de prueba con salidas transitorias y con régimen de semilibertad. Además, fueron inaugurados dos nuevos pabellones del sector de la Planta de Madres.

 «El objetivo central del sistema penitenciario es que el interno salga con ganas de estar con su familia, de trabajar y de ser cada día mejor», indicó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, quien presenció el acto.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, inauguró las tres primeras casas de pre-egreso de mujeres del penal de Ezeiza y dos nuevos pabellones del sector de la Planta de Madres, donde señaló que “estas obras están destinadas a garantizar los plenos derechos de las personas privadas de su libertad”.

«Estas nuevas instalaciones, que pretendemos replicar en el resto de los establecimientos penitenciarios, crean condiciones para brindarles instrumentos a los internos para que, cuando recuperen la libertad, no vuelvan a delinquir y puedan insertarse plenamente en el medio libre», señaló el ministro.

Alak remarcó que la denominada «batalla contra la inseguridad» no tiene que ver sólo con la policía, sino también con mejorar las condiciones sociales dentro y fuera de la cárcel.

«En este sentido, el proyecto que se lleva adelante desde 2003 ha producido mejoras significativas a partir del aumento de empleo, de la Asignación Universal por Hijo, de la incorporación de las amas de casa al sistema de jubilación, entre otras», dijo.

«El objetivo central del sistema penitenciario es que el interno salga con ganas de estar con su familia, de trabajar y de ser cada día mejor», concluyó.

La Unidad 31 del Centro Federal de Detención de Mujeres «Nuestra Señora Del Rosario De San Nicolás», donde se realizaron estas obras, tiene actualmente 256 plazas, 159 ocupadas, de las cuales hay 32 son madres y 35 menores de edad.

Las casas de pre-egreso, donde se alojarán a 30 internas en período de prueba con salidas transitorias y régimen de semilibertad, se encuentran ubicadas fuera del predio penal aunque dentro del cordón de seguridad de la unidad.

El sector fue bautizado con el nombre de «Instituto de Pre-Egreso Juana Azurduy de Padilla», en honor a la guerrillera de la independencia ascendida a Generala por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y en consonancia con la política de Derechos Humanos que viene desarrollando el Gobierno.

Las paredes altas de la construcción, permite evitarles a los niños la visión del resto de penal, creando un ambiente menos hostil para su crianza.

Cada uno de los tres módulos tiene 10 habitaciones individuales, donde la madre puede permanecer con su hijo hasta los cuatro años y recibir una visita familiar por 72 horas.

El espacio cuenta, además, con un parque pequeño con juegos infantiles al aire libre, más allá de los patios individuales de cada bloque.

Por su parte, los nuevos pabellones de madres están ubicados a continuación de la antigua infraestructura dentro de la Unidad 31.

Cada pabellón tiene capacidad para 15 internas, quienes tendrán un alojamiento individual con su hijo, a la vez que existe una galería techada hacia el jardín maternal, para lograr desvincular el desarrollo de los chicos en contacto con las rejas.

Tras la inauguración formal de las obras, Alak realizó una recorrida por las instalaciones junto al Secretario de Justicia, Julián Álvarez; el Subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Alejandro Marambio; la subsecretaria de Infraestructura Penitenciaria, Lía María, y demás funcionarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.