Grave denuncia en escuela, alumnos mayores pagan a menores por sexo

Escuela-Primaria-Nº-3-Mariano-MorenoEscándalo en una escuela de Balvanera por grave situación. Los padres de los pibes denunciaron que dos estudiantes de séptimo grado ofrecen plata a cambio de tocar y que los toquen. La directora, por ahora, no hizo mucho, y tampoco quiso hablar.

En alerta. Así están los padres de los alumnos de la Escuela Primaria Nº 3 Mariano Moreno, de Balvanera, quienes denunciaron una grave situación que ocurre desde hace algunos meses en el establecimiento: dos alumnos de séptimo grado les ofrecen dinero a los más chicos con fines sexuales. Por eso, ya hubo reuniones con la directora que, hasta el martes pasado, no había ofrecido ninguna solución concreta.

Con preocupación, los padres del turno tarde de la escuela ubicada en Moreno 2104, de la ciudad de Buenos Aires, se reunieron ayer para hacer saber su problema. “Hay dos alumnos de séptimo que ofrecen plata a los más chicos para dejarse hacer cosas, como tocarse o que les practiquen sexo oral”, le contó a Crónica Juan Pablo Rizzo, papá de tres alumnos, quienes no fueron víctimas de esta situación, “pero hubo intenciones”.

Según trascendió, los acusados ofrecían entre cinco y 20 pesos.
Pese a que los hechos empezaron en abril, el primer intento de solución se dio este martes, luego de que una nena de sexto revelara que le habían ofrecido plata. “Después de una reunión se labró un acta y la directora prometió resolver el tema”, detalló.

Promesas incumplidas
Rizzo reveló que la directora dijo que iba a “poner un maestro en el ingreso a la escuela para dividir a los chicos y eso no pasó”. “También dijo que los chicos iban a estar separados en el recreo, pero tampoco lo hizo”, cuestionó.

Todo siguió igual. Incluso, uno de los acusados “amenazó con desfigurar a una chica que contó lo que le habían hecho”.

Frente a esto, el hombre insistió en que lo único que quieren es que “se solucione el problema para que no pase algo más grave y se arme un lío grande”.

Identificados
Los dos alumnos con hábitos perversos están identificados. Los padres los conocen bien y saben quiénes son sus familias. Sin embargo, no reclamaron una sanción y aseguraron que lo que esos chicos necesitan es ayuda.

Desde que en abril comenzaron a conocerse los problemas, los padres de los damnificados y de sus compañeros se preocuparon por saber quiénes eran los que intentaban abusar de los chiquitos. Fue así que llegaron a reconocerlos. “Son dos chicos de séptimo grado, uno es de nacionalidad peruana que vive cerca de la escuela”, manifestó Rizzo.

“Sabemos quiénes son, quiénes son los padres. Hay uno que tiene problemas en la casa, al que se le murió un hermanito en un incendio. Entendemos muchas cosas, pero no vamos a permitir que sigan ofreciendo plata ni que quieran tocar a nuestros hijos”, agregó.

Sin embargo, y pese a toda su preocupación, Rizzo afirmó que no quieren que expulsen a los acusados, ya que necesitan “ayuda”, porque “seguramente tienen algún problema en sus casas”.

Eligió el silencio
La directora no habló. Crónica intentó saber por qué hubo tanta demora en el inicio de los trámites legales, pero la respuesta nunca llegó. “No los puede atender porque está en una reunión”, fue la única explicación de un auxiliar.

 

Fuente: Crónica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.