Gladys González, la dueña de todas las mentiras

Si los políticos son considerados en todo el mundo como mentirosos, en Argentina tenemos una política que no para de crecer en los cargos y en las mentiras, dueña de una habilidad que la hace no inmutarse.

Hasta el mismísimo Pablo Escobar consideraba más peligrosos y mentirosos a los políticos que a los vandidos, porque no tienen palabra ni escrúpulos.

Con el rotundo fracaso económico de CAMBIEMOS que hipotecó la Argentina por más de 100 años, apuestan a que el viento de cola que llevó a Bolsonaro a la presidencia aliente a los mini fachos argentinos que los sigan y voten con el discurso de derecha.

En ese universo miserable de algunos políticos, Gladyz González ha sabido escalar de la mano de varios referentes del PRO, algunos que hoy sus parejas no quieren verlos cerca de la hoy senadora provincial, vaya uno a saber los motivos, lo concreto es que el ascenso de González a la fecha es acompañado de denuncias y escándalos, desde el Banco Ciudad, el SOMU, ACUMAR y algunos negocios con su ex marido y el actual, la senadora suma denuncias como nadie, pero tiene la habilidad de poder hablar y mentir sin que se le mueva un músculo de su cara.

Ahora con una foto se confirma lo que hace mucho advertía a los lectores del diario y era que Matías Terrón aprovechó el asesinato de su hermano para hacer política, la foto de Gladýs González con Matías confirma que en el año electoral se van a caer varias caretas, lo más gracioso de González y que la muestra como una hipócrita es cuando asegura que Matías Terrón y Gladys Cabezas, eran dos familiares de víctimas que llevaron un proceso de resiliencia y entrega donde pudieron transformar el dolor en ayuda para la comunidad.

Estimada senadora, usted además de ser una legisladora que es una vergüenza, pasa más tiempo produciendo puestas en escena que trabajando para lo que fue elegida, debería elegir mejor a sus asesores, porque en este caso la palabra «resiliencia» está mal utilizada, se aplica a quienes logran adaptarse en forma positiva a situaciones adversas, no es el caso y miente descaradamente cuando pone como ejemplos a dos personas que nada han hecho por la sociedad.

Matías Terrón, aprovechó el asesinato de su hermano para destacarse, como abogado no ha tenido mérito propio y por sus vecinos de Avellaneda lejos de hacer algo, no tuvo problemas en que dos patrullas custodien a su familia sabiendo que la inseguridad afecta a todos y que la falta de móviles es un problema real.

Gladys Gonzalez, una kirchnerista de la primera ola, en su paso por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, no solo no hizo nada por los ciudadanos familiares de víctimas, sino que me consta que además de maltrato por parte de ella, insensible, mostraba un resentimiento acentuado.

Usted podrá aprovecharse de los que no se informan, creer que mentir sin que su rostro muestre una señal alcanza, pero sepa que no tengo problemas en decir las cosas como son, busca temas sensibles sabiendo que a la gente le llega y que muchos por miedo a que los critiquen defendiendo a esos familiares de víctimas conmigo no funciona, no me preocupa el ataque de sus «Trolls» porque como ahora el tiempo demuestra que lo mío es sincero, pero más aún, que resisto el archivo.

Por Marcelo Ricardi Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.