Florencio Varela: Regresó a la escena del crimen y lo detuvieron por asesinar a su abuelo

El joven con problemas psiquiátricos y de adicciones que desde ayer era buscado como principal sospechoso de haber asesinado a golpes a su abuelo en una casa del partido bonaerense de Florencio Varela fue detenido hoy cuando regresó a la escena del crimen, informaron fuentes policiales.

Se trata de Braian Diego Ezequiel Juárez (29), quien fue aprehendido cuando volvió a la misma vivienda situada en la calle Lugones al 800 de la localidad de Bosques, en el sur del conurbano, donde ayer por la mañana se descubrió el homicidio de su abuelo Ramón Juárez (79).

Fuentes policiales explicaron a Télam que un grupo de policías del Gabinete Técnico Operativo de la Comisaría 4ta. de Florencio Varela se quedó toda la noche de ayer y la madrugada de hoy vigilando la casa donde convivían víctima e imputado ante la posibilidad de que el acusado regresara creyendo que no había nadie, y así, a primera hora de esta mañana, lo detuvieron cuando se acercaba al domicilio.

Juárez quedó detenido a disposición de una fiscalía de Florencio Varela, que le imputa el delito de homicidio.

El hecho fue descubierto ayer por la mañana en la mencionada casa de la calle Lugones, cuando la hija de la víctima fue hasta la vivienda preocupada porque no tenía noticias de su padre y lo halló asesinado sobre la cama.

La mujer llamó al 911 y de inmediato arribó personal policial y un médico que constató que el jubilado presentaba múltiples heridas contuso cortantes en cuello y rostro, y que llevaba muerto unas seis horas, dijeron los informantes.

Según las fuentes, el jubilado mantenía conflictos con su nieto, quien padece esquizofrenia y adicción a las drogas y que, de acuerdo a una vecina, abandonó la vivienda poco antes del hallazgo del cadáver de su abuelo.

Esta misma vecina contó a los pesquisas que no veía a Juárez desde hacía dos días, añadieron los voceros.

En tanto, los investigadores descartaron el móvil del robo ya que no había ingresos violentados ni desorden en la vivienda de la víctima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.