El presunto violador de Villa Urquiza es empleado del Estado

violador-Villa-UrquizaLo confirmó el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni. El sospechoso le había dicho a los policías que lo detuvieron en la madrugada del domingo «Ojo que soy funcionario». Berni aclaró que el supuesto criminal no ejerce un cargo, pero sí trabaja allí.

«Es un empleado del Estado, pero no funcionario», confirmó el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, a propósito de los dichos del presunto violador de Villa Urquiza.

En diálogo con Radio del Plata, Berni aclaró que por el momento no puede «dar más datos sobre el tema». De todos modos, admitió: «En principio fue reconocido por una de las víctimas así que todo indica que es la persona que estábamos buscando pero hay que ser cuidadosos».

Cuando lo detuvieron, el sospechoso le dijo a los policías «Ojo que soy funcionario», pero esos dichos habían sido desmentidos. Lo que sí se había revelado es que se trataba de un psicólogo de 54 años con licencia psiquiátrica y, más tarde, el gobierno nacional confirmó que era un empleado estatal.

Según fuentes oficiales, el detenido sería empleado del Ministerio de Seguridad de la Nación, identificado como Marcelo González Calderón.

De acuerdo a los voceros, el atacante ingresaba a los comercios y se hacía pasar por cliente, por lo que preguntaba precios y conversaba con las mujeres.

Tras asegurarse que las empleadas se encontraban solas y que al comercio entraba poca gente, extraía un arma que utilizaba para intimidar a las víctimas.

«Las dos últimas violaciones fueron exactamente en el horario del mediodía, entra como cualquier persona que va a consumir un producto, está unos diez o quince minutos y se asegura que no haya nadie en el lugar que la vendedora que lo atiende», contó a la prensa una vecina de nombre Marcela.

La mujer dijo que el violador primero simulaba un «asalto» cuando sacaba de entre sus ropas un arma pero luego cerraba la puerta del negocio con llave para consumar el abuso sexual.

«Es una zona donde se encuentran diez colegios lo que implica que haya muchas chicas caminando solas y hay que estar muchos más atentos pero muchas familias trabajan y los hijos van solos a la escuela», expresó, por su parte, otra vecina del barrio.

En tanto, y a través de la descripción de las mujeres abusadas, los investigadores confeccionaron un identikit que fue dado a conocer públicamente.

Además, los vecinos y comerciantes de la zona colocaron en los locales y la vía pública distintos carteles con la descripción del sindicado violador.

En uno de los comercios se pudo leer uno de esos avisos con la advertencia «Hay un violador en la zona» y «¡Está armado!», acompañada por datos como que el agresor tenía entre 50 y 60 años, una estatura aproximada de 1,70 metros, «pelo gris» y ojos «color miel», era de «contextura mediana» y se lo vio «bien vestido».

Las fuentes consultadas dijeron que el detenido vive solo en la misma zona donde se cometieron los ataques y que se movilizaba a pie o en colectivo, ya que no tiene vehículo propio.

Además, los investigadores procuraban determinar si el hombre está bajo tratamiento psiquiátrico, al tiempo que aguardan órdenes de allanamiento para buscar otros elementos de interés para la causa.

Entre ellos, la supuesta arma de fuego que utilizaba y que no se descarta que fuese una réplica, y una notebook que le robaron a una de las víctimas.

El hecho es investigado por el Fiscal del distrito Saavedra-Núñez, José María Campagnoli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *