El oficialismo frenó el tratamiento de Ganancias en Senado

  En un nuevo capítulo del debate de Ganancias, esta tarde la mayoría de los bloques llegaron a un acuerdo con el presidente de la Cámara alta, Federico Pinedo, para pedirle a Mauricio Macri una reunión con la oposición, los sindicatos y los gobernadores para redactar un nuevo proyecto.

Los jefes de los bloques del Senado acordaron esta tarde con el presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, pedirle al presidente de la Nación, Mauricio Macri, que convoque a una reunión con la oposición, los sindicatos y los gobernadores para redactar un nuevo proyecto de reforma al Impuesto a las Ganancias.

En los hechos, se puede decir que la comisión pasó a un cuarto intermedio, en sintonía con el cuarto intermedio asumido por la reunión de Labor Parlamentaria para mañana a las 11, y el proyecto sólo recibió hasta el momento cinco firmas de los senadores que integran ese cuerpo asesor del Senado (el presidente, Juan Manuel Abal Medina, Omar Perotti, Graciela de la Rosa, Pedro Guastavino y María Ester Labado), informó una fuente legislativa.

El hecho de estar a la espera de una respuesta política desde la Casa Rosada, hizo frenar la recolección de firmas, pero no se descarta, como una de las posibilidades, que se vuelva a reunir a la comisión para terminar las nueve rúbricas necesarias para tener dictamen de mayoría, que es el primero en ser tratado.

Otra opción es que el proyecto sea llevado como tal al recinto y sea tratado sobre tablas, pero para ello será necesario reunir el consentimiento de los dos tercios de los senadores presentes en la sesión para habilitar su tratamiento.

A nivel de comisión hasta el momento, horas después de terminada la audiencia de la comisión de Presupuesto donde distintos actores opinaron respecto a la reforma analizada, sólo existe la sanción de Diputados, pero hay tiempo para que se pueda presentar alguna otra iniciativa en disidencia.

De producirse esa situación y surja un nuevo proyecto, si entre ambos reúnen nueve firmas, la iniciativa que tenga más rúbricas será considerada dictamen de mayoría.

Si empatan, toma como tal la que tiene la firma del presidente de la comisión, en este caso Abal Medina. Pero hasta ahora, toda se encuentra en una zona gris, que puede llegar a destrabar el Gobierno si decide convocar a las partes, o el peronismo y otros senadores de oposición si resuelven avanzar con lo aprobado en la Cámara Baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.