El nivel de muertes por coronavirus en cárceles fue el doble que en el resto de la población

Los fallecimientos por COVID-19 crecieron proporcionalmente más rápido en ámbitos carcelarios que en el conjunto de la población, según un informe del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura. La letalidad del virus en contextos de encierro fue de 3,9% mientras que en la población libre fue de 2,9% durante 2020

Roberto Cipriano, abogado y representante de la Comisión Provincial por la Memoria, explicó: “El virus fue más letal en la cárcel que en el resto del país porque no vacunaron a la población carcelaria hasta que presentamos un amparo y porque es imposible aplicar las políticas de distanciamiento cuando hay un 111% de hacinamiento”.

Las muertes por Covid crecieron proporcionalmente más rápido en cárceles que en el conjunto de la población y mientras en el 2021 la mortalidad fue de 1,9% en todo el país, fue 3,8% en unidades penitenciarias

En este sentido, Cipriano comentó que “en la campaña de vacunación se priorizaron otros núcleos de la población” en vez de disponer las vacunas de manera equitativa. 

“Tardaron en implementarla por decisiones políticas, las personas detenidas deberían ser tratadas de la misma manera que las demás, no tendría que haber diferencias, pero hubo diferenciaciones”, manifestó.

En este marco, el informe reveló que entre los años 2020-2021, hubo 104 hechos de protestas o medidas de fuerza en contextos de encierro penitenciario en Argentina y gran parte de estas tuvieron directa relación con la ausencia de atención médica durante la pandemia.

“Eso generó mucha conflictividad y protestas por la falta de atención de salud. La represión de octubre y noviembre en la Provincia tuvo que ver con la falta de certezas de la población carcelaria. Al no ser informados, se les generó angustia y eso lleva a la protesta”, consideró Cipriano. 

Además, el informe destacó que el particular impacto del coronavirus dentro de los espacios penitenciarios se relaciona también con las condiciones de detención que favorecen la sobrepoblación y hacinamiento.

“Los factores de riesgo se incrementan y las medidas preventivas son inviables, pensar en el distanciamiento es una utopía y en las comisarías es aún peor porque los niveles de hacinamiento son del 247%”, argumentó el representante de la Comisión de la Memoria. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.