El Gobierno anunció un aumento de 16,9 por ciento en las jubilaciones

Tal cual se preveía, la Presidenta de la Nación anunció por cadena nacional un aumento para los jubilados del orden del 16,9 por ciento. La medida regirá desde el 1° de septiembre, pero fue anunciada ahora, una semana antes de que la oposición reanude su embestida en ambas cámaras para lograr el 82 por ciento móvil.

La Presidenta remarcó que el incremento se dispone no por el arbitrio de un gobernante sino en función de la ley aprobada en su momento. Una ley que, recordó, recibió críticas y “fue aprobada por nosotros casi en soledad, como siempre”.

Fue una de las tantas referencias críticas hacia la oposición que deslizó a lo largo de un discurso en el que Cristina la mencionó puntualmente.

El anuncio fue formulado en un colmado Salón de la Mujeres del Bicentenario en la Casa Rosada, donde apuntó que el incremento salarial para la clase pasiva, sumado al 8,21% otorgado en marzo pasado, totaliza un incremento del 26,49% en todo el 2010.

Además, comunicó un aumento de 22,22% en las asignaciones familiares, que pasarán de 180 a 220 pesos. “No lo vemos como un gasto, es inversión social”, dijo la Presidenta.

La Presidenta destacó “la sustentabilidad de la economía”, que “permitió los últimos aumentos de las jubilaciones desde marzo del año pasado”, y recordó que el primer aumento en marzo del 2009 fue del 11,69 por ciento; en tanto que “en el peor año de la economía mundial, en septiembre, el aumento alcanzó el 7,34 por ciento, lo que marcó un total de 19,88 por ciento de aumento”.

Cristina ponderó que desde 2003 se ha incorporado a “casi 2,4 millones de argentinos en edad de jubilarse al sistema previsional” y resaltó lo hecho durante la gestión K en comparación con anteriores gestiones señalando que luego de “años de la era del hielo y de los descuentos, se produjeron esos aumentos”.

Desde el 2003 hasta ahora, la jubilación mínima “fue incrementada casi en un 600 por ciento”, mientras que el haber medio jubilatorio mejoró “en un 294,5 por ciento”.

También anunció un aumento de 22,22 por ciento en las asignaciones familiares, que pasarán de ciento ochenta a doscientos pesos y señaló que “desde 1997 hasta 2003” las asignaciones también pasaron por lo que llamó “la era de hielo” y se mantuvieron en “40 pesos”; mientras que desde 2003 a la fecha, aumentaron “550 por ciento”, diferenció.

En este sentido, agregó que, mientras en el 2005 “sólo el 55 por ciento” estaba dentro del sistema previsional, hoy es el “87 por ciento” de los argentinos en edad de jubilarse los que se encuentran incluidos. La Presidenta detalló que el aumento jubilatorio anunciado este mediodía llevará el haber mínimo “a 1.046 pesos, de los 895 actuales”.

A eso se sumará, según explicó Cristina Fernández, el subsidio del PAMI, lo que dejará en “1.091 pesos” el haber mínimo de los jubilados. Apuntó también que en 1.130.000 hogares viven, en promedio, os jubilados o pensionados.

A continuación, Cristina Fernández explicó que el impacto anual del aumento de 26,49 por ciento otorgado a los jubilados “será de 14.258 millones de pesos por arriba de lo que ya se está pagando lo que va a demandar este aumento de 26,49 de la jubilación este año”. Y agregó que “desde 1997 hasta 2003” las asignaciones también pasaron por lo que llamó “la era de hielo” y se mantuvieron en “40 pesos”; mientras que desde 2003 a la fecha, aumentaron “550 por ciento”.

En el discurso de la presidenta Cristina Fernández también se anunció un aumento del 22,22 por ciento en la Asignación Universal por Hijo que -indicó- “beneficia a 3.684.000 chicos con un impacto presupuestario de 1.768 millones de pesos anuales”.

Al respecto, la Presidenta reclamó “responsabilidad empresarial” para que los aumentos jubilatorios no tengan “correlato en aumentos de precios” y advirtió que esos incrementos son “a cuenta pura y exclusiva de la administración estatal”.

“Esto se logra sin aumentar la presión tributaria, por lo tanto, este es un aumento que no puede tener correlato en aumento de precios porque las negociaciones salariales están todas terminadas y estos aumentos son a cuenta pura y exclusiva de la administración estatal”, reflexionó Cristina Fernández.

La presidenta Cristina Fernández detalló que los aumentos anunciados en la Asignación Universal por Hijo y en los haberes jubilatorios representan 1,35 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), y aseguró que garantizan “un horizonte de actividad económica y consumo”.

Eso “es lo que empresarios y comerciantes necesitan para invertir y producir, y es lo que les pedimos”, remarcó y añadió que “nosotros estamos poniendo las políticas para que lo hagan”.

Además, apuntó que la “suma de todas estas inversiones de carácter social” significan “un 11.88 por ciento del PBI y un 57 por ciento del presupuesto total de gastos que aprobó el Parlamento”.

Además, la Presidenta advirtió que, “quien aumente los precios es porque quiere apoderarse de rentabilidad” y, en consecuencia, pidió que “no se le eche la culpa ni al INDEC ni a la economía” por ese tipo de decisiones. “Tenemos que ser responsables todos, los ciudadanos, los empresarios, cadenas de supermercados, los minoristas”, enfatizó la mandataria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.