Eduardo Duhalde lanzó su corriente peronista

El ex presidente lanzó la Agrupación Juan Perón en acto donde cuestionó la reasunción de Néstor Kirchner en la conducción del PJ y le advirtió que en 2011 lo va a «echar con votos de la política argentina».

Acompañado por el líder gremial de las 62 Organizaciones Peronistas, Gerónimo «Momo» Venegas, Duhalde reiteró que «es imprescindible tener un acuerdo patriótico» entre todas las fuerzas para definir políticas de Estado, porque la Argentina, según dijo, «está enferma de cortoplacismo».

«Voy a echar con votos a Kirchner de la política argentina», advirtió el ex presidente durante el evento realizado en el teatro Lola Membrives, donde acusó al actual diputado del oficialismo de haber «traicionado al pueblo argentino y al pueblo peronista».

Sobre la reasunción de Kirchner en el PJ, que tendrá lugar mañana en el Chaco, Duhalde señaló que «los gobernadores van a ir, pero no lo pueden ni ver, porque a nadie le gusta que lo humillen ni que hagan política con la caja», y le recomendó al ex presidente «que vaya poniendo las barbas en remojo».

«Algunos me dicen que tenga cuidado, porque (los Kirchner) son peligrosos, pero yo lo he visto blanco como esta camisa (que llevaba puesta) en los momentos difíciles», chicaneó Duhalde, quien calificó a la presidenta Cristina Kirchner y su esposo como «los guapos que le pegan a la gente en el piso».

Duhalde también ratificó su intención de ser candidato a presidente y volvió a poner como un ejemplo a seguir para la Argentina el Pacto de la Moncloa que se realizó en España tras la caída del dictador Francisco Franco.

«Es imprescindible tener un acuerdo patriótico. Decidiremos a dónde va este país, a dónde lo queremos llevar, porque Argentina es un país enfermo de cortoplacismo», sostuvo el ex gobernador bonaerense ante las diversas agrupaciones distritales del peronismo no kirchnerista que concurrieron al acto.

En esta línea, Duhalde llamó al «reordenamiento» del peronismo pero pidió «dejar de ver a los miembros de otros partidos como enemigos» para reemplazar «la política del enfrentamiento» por la del «diálogo».

«Este Gobierno nos averguenza, por eso quiero hablar poco de ellos, pero nos han llevado a la política más vieja de todas, la del enfrentamiento», sostuvo el ex mandatario.
Además, destacó su rol como presidente tras la crisis de 2001 y explicó que en 2003 le pasó la posta a Kirchner «con alegría, porque había iniciado la nueva política».

Antes del acto, en declaraciones radiales había asegurado que no bajaría su candidatura aunque el senador Carlos Reutemann se presentara a las elecciones presidenciales y afirmó que «cuando un hombre decide una cosa y compromete gente no se borra».

Fiel al estilo que viene manteniendo en el último tiempo, volvió a pronunciarse a favor de fortalecer tanto al PJ como a la UCR y pidió diálogo entre ambos partidos, al tiempo que agregó: «gane quien gane, que no pierda la Argentina».

Por su parte, Venegas sostuvo que «distan mucho del peronismo los gobiernos, que le pusieron su apellido al poder» y, señalando a Duhalde, afirmó que «la gente no vota más los inventos, va a votar a este hombre, porque sacó al país de la crisis más grande de su historia».

«El país le debe un reconocimiento», sostuvo Venegas, quien pidió «volver a Perón y a la justicia social», al tiempo que pidió «darle la posibilidad a los compañeros de que voten a quien quieren que los represente» dentro del partido.

El evento tuvo la mística de un acto peronista, con los cantos del Himno Nacional Argentino y la Marcha Peronista en su versión original, ambas entonadas por los militantes con sus dedos en «V», e incluyó también a Carlos Tula y su tradicional bombo.

El acto de Duhalde tuvo lugar un día antes de que Kirchner reasuma la conducción del PJ con unevento en la provincia de Chaco, luego de haber renunciado a ese cargo tras haber perdido las elecciones legislativas bonaerenses de 2009.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.