Doval, el sindicalista sin vergüenza

Podríamos afirmar con total certeza, que si hay personajes contradictorios en la política y el sindicalismo, Hernán Doval es uno de ellos, sin empatía, sin coherencia, sin vergüenza para mostrarse alegre de ser el mismo el que le ponga la cara a su gestión que está muy lejos de ser en beneficio de los afiliados y más cerca de serlo para él y sus «amigotes».

Gastando dinero del sindicato en medios locales, la prensa del STMA, publicó por estos días como tantos otros gremios la entrega de útiles, delantales y mochilas para sus afiliados, hasta acá algo habitual en casi todos los gremios, pero Doval, quien ha dado sobradas muestras de narcisismo obvio con fotos y notas escritas ya que empieza a hablar y la caga, hablando en criollo, se arroga un hecho común como algo extraordinario de su parte.

El Secretario General, Hernán Doval, manifestó que “hace dos años que empezamos a entregar, además de los guardapolvos, las mochilas y los útiles, porque la situación de los compañeros era cada vez peor económicamente»

Con pocas líneas ya que no hay mucho por decir, Doval se vende como EL SECRETARIO GENERAL, cuando la mejor forma de ser coherente es que si vas a ayudar a los afiliados, los consideres realmente compañeros no solo con las palabras sino con los hechos, entre tantos gastos inútiles para que algunos directivos vivan muy bien, se podría recortar ante la crisis esas fugas y entregar artículos de mediana calidad, las mochilas entregadas son denominadas económicas y con el costo de un paquete de cigarrillos, por dar un ejemplo.

Entonces surge la pregunta lógica, Hernán Doval y el resto de los dirigentes ¿no sienten vergüenza?, los llena, los satisface una foto con afiliados recibiendo útiles de mala calidad, mochilas que cuestan menos que los cordones de sus calzados?. El concepto de dirigente sindical es de ser el referente de sus compañeros, la cabeza, el primero en reclamar, pero ¿qué puede reclamar el tipo que te da a vos lo que él nunca usaría?

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.