Cristina ordenó dar de baja 40 contratos de ñoquis de la UCR en el Congreso de la Nación

Una noticia desvirtuada por los legisladores de la UCR, daba cuenta con tono de denuncia que Cristina Kirchner había despedido a asesores de la oposición en venganza por las últimas votaciones en contra de proyectos del Gobierno Nacional, lo que terminó en un papelón de los denunciantes que en realidad defendían a vario «ñoquis» de lujo que cobraban del Estado por no hacer nada.

Cristina dió de baja a 40 asesores de la UCR de planta temporaria del Senado de la Nación que en los últimos dos años jamás se conectaron por zoom ni se presentaron en el Senado al ser citados por la Secretaría Administrativa para aclarar su situación.

La secretaria administrativa María Luz Alonso, ya había advertido en su primera reunión con los jefes de bloque en 2019, que había una planta desproporcionada de asesores de parte de la bancada radical, y que tenían que deshacerse de varios o buscarles tareas para justificar el sueldo.

Unos 40 no hicieron ni una cosa ni la otra, y aún en tiempos de virtualidad, no aparecieron en ninguna sesión remota prestando servicio.

El 3 de enero, Alonso firmó una resolución cesanteándolos, pero recién este miércoles la UCR filtró la noticia a los medios, y la definió como una venganza por no haber avalado la ley de bienes personales el 29 de diciembre.

Obviamente los medios dicen que los echó Cristina , pero fueron dados de baja…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.