Córdoba:Cómo fue el suicidio de Silvana Masoero, la amiga de Nora Dalmasso en Río Cuarto

Silvana-MasoeroSe habría cubierto con un tapado de piel previo a quemarse a lo bonzo. Qué vió su empleada doméstica.

La muerte de Silvana Masoero, integrante del íntimo círculo de amigas de Nora Dalmasso, continúa conmoviendo a la localidad cordobesa de Río Cuarto. El fiscal a cargo de la causa afirmó que la principal línea de investigación «es el suicidio«, pero no descarta otras hipótesis.

 Masoero, de 48 años, se encontraba en pareja en la actualidad con el economista Gustavo Busso quien también sufrió fuertes quemaduras al haber intentado ayudarla. Busso se encuentra internado en el Terapia Intensiva del Instituto Médico Río Cuarto pero fuera de peligro.

 Este lunes por la mañana, la amiga de Nora Dalmasso sufrió quemaduras de tercer grado tras haberse quemado a lo bonzo en una vivienda ubicada en la calle Pringles 766. La mujer fue trasladada al Hospital con quemaduras en el 90% de su cuerpo. A los pocos minutos de llegar al hospital se produjo el deceso, señaló LV16.

En la vivienda de la pareja trabajaron agentes policiales, el Jefe de la División Investigaciones, Fernando Pereyra y el Fiscal de instrucción Walter Guzmán. Al salir de la vivienda en la que se produjo el dramático hecho, Guzmán explicó que la principal hipótesis es un suicidio. La mujer habría dejado algunas cartas explicando los motivos que la llevaron a rociarse con kerosene y prenderse fuego.

«Estamos analizando el lugar, se está tomando nota de todo lo que hemos encontrado y analizando los datos objetivos, a partir de lo cual esclareceremos qué ha sucedido», afirmó Guzmán. Según trascendió de fuentes judiciales, la muerte de Masoero no se habría producido en el baño de la vivienda sino «en el dormitorio matrimonial«.   Irene, vecina del lugar manifestó que escuchó muchos gritos: «Yo había venido de hacer las compras, entro a mi casa, escucho gritos, salgo y veo humo, ya estaba la policía», advirtió.

En tanto, la empleada doméstica de la casa de Masoero y Busso había relatado en diálogo con medios locales que la víctima se colocó «un tapado de piel» y se roció con algún tipo de combustible. La trabajadora estaba conmocionada por un shock nervioso y también fue asistida por personal de emergencias. «Me dijo que se iba a quemar, se puso un tapado de piel. Le quise quitar el kerosene que llevaba en la mano y la abracé fuerte, pero lo hizo lo mismo», relató conmovida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *