Comunicado AACPyPP

La Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca (AACPyPP) agradece la intervención de los distintos actores de la actividad pesquera que han colaborado para que los compañeros embarcados en el Buque Pesquero “MISHIMA MARU Nº 8” M.N. 02175 que se encuentran atravesando un brote de COVID-19, fueran desembarcados en el día de hoy en el Puerto de la Ciudad de Comodoro Rivadavia y alojados en un centro de atención municipal. En particular agradecemos las gestiones realizadas por el Subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación, Carlos Liberman, el Intendente de la Ciudad de Puerto Madryn Gustavo Sastre y al Vicegobernador de la Provincia del Chubut Ricardo Sastre, y también a la empresa armadora que mediante su capitán de armamento Diego Villarreal hicieron lo posible para romper los obstáculos que el COE planteaba.

Destacamos una vez más el heroico accionar del Capitán de Pesca del Buque Pesquero “MISHIMA MARU Nº 8” capitán Rubén Meloni, quien haciendo uso de los derechos y cumpliendo con las obligaciones que le confiere y le impone la Ley de la Navegación, antepuso la seguridad y la vida de los tripulantes por sobre la desidia de las autoridades de la Ciudad de Comodoro Rivadavia, disponiendo el arribo forzoso del buque en emergencia sanitaria.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de la Ciudad de Comodoro Rivadavia, debiera rever en forma inmediata la aplicación de los protocolos sanitarios a los trabajadores pesqueros, no puede sostenerse que un buque pesquero pueda considerarse un lugar adecuado para que su tripulación afectada por un brote de COVID-19, deba permanecer a bordo transitando la enfermedad en condiciones que no reúnen los más mínimos estándares sanitarios. Los Buques pesqueros fueron concebidos para realizar viajes de pesca y no para actuar como buques sanitarios, quien sostenga lo contrario nunca subió a un buque pesquero o quizá peor nunca se haya acercado tan siquiera a un puerto.

Desde la AACPyPP instamos a los Compañeros Secretarios Generales Nacionales de los gremios marítimos hermanos, las distintas Cámaras Empresariales de la Pesca y al Subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación, a los efectos de realizar en forma mancomunada todas las gestiones y acciones que resulten necesarias con el objeto de lograr la vacunación de la totalidad de los trabajadores de la pesca, en su carácter de trabajadores esenciales. El próximo inicio de la actividad de la flota langostinera plantea un enorme interrogante acerca de si la misma podrá desarrollarse en condiciones de seguridad sanitaria, frente al brote de COVID-19 que viene afectando ya a numerosos buques pesqueros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.