Castelar:Balearon en la pierna a otra mujer embarazada

Dos delincuentes armados quisieron robarle el auto, pero escaparon sin lograr cometer el asalto. La víctima, embarazada de cinco meses, tiene 27 años, fue identificada como Geraldine Benítez y está internada fuera de peligro en el Hospital de Morón.

Una mujer embarazada de cinco meses resultó herida de un balazo en una pierna cuando dos delincuentes armados pretendieron asaltarla frente a su casa de Castelar Sur y forcejearon con su novio que intentó evitar el robo, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en las últimas horas en una casa de la calle Casacuberta 1624, en esa localidad del partido de Morón, y aseguraron que la mujer sufrió el roce de un balazo en el muslo de la pierna derecha, pero que fue atendida en un hospital de la zona, donde se constató que su embarazo no corre riesgos.

El episodio se produjo a tres días de otro hecho en el que fue víctima una mujer embarazada de cinco meses, quien también fue baleada en el tórax y perdió a su bebé como consecuencia de las heridas.

Según las fuentes policiales, el nuevo hecho comenzó cerca de la medianoche de ayer, cuando un hombre llegaba a bordo de un auto a su casa de Casacuberta 1624, en Castelar Sur, y fue sorprendido por dos delincuentes armados que lo amenazaron con intenciones de robo, en un nuevo hecho de «entradera».

Los ladrones obligaron al hombre a bajar del vehículo en el que también se encontraba la novia del muchacho, llamada Geraldine Benítez, quien está embarazada de cinco meses.

Ante esa situación y por temor a que los delincuentes le hicieran daño a su mujer, el hombre pretendió evitar el robo y comenzó a forcejear con uno de los asaltantes.

«En medio de la pelea, aparentemente a uno de los delincuentes se le disparó el arma y el balazo le provocó una herida en el muslo de la pierna derecha a la mujer embarazada», dijo un jefe policial.

Al ver lo que había pasado, los delincuentes decidieron escapar sin robar nada, mientras que la mujer fue trasladada de inmediato al Hospital Posadas por su propio novio.

Allí, se constató que la bala había rozado el muslo de la pierna derecha de Benítez, pero no había provocado ningún tipo de fractura ósea.

Además, se determinó que el embarazo no corría riesgos, por lo que se le practicaron curaciones en la herida y unas horas más tarde fue dada de alta.

El hecho es investigado por personal de la comisaría de Castelar Sur, quienes trabajan bajo las órdenes de un fiscal de turno del Departamento Judicial de Morón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.