Caso Liendo: Denuncian amenazas de barras de Independiente a testigos

   La hermana y el padre de Pablo Russo, uno de los acusados de asesinar al custodio Pablo Liendo, en un hecho ocurrido en 2016 en Lanús, denunciaron en el juicio oral por el caso que recibieron amenazas de allegados del otro imputado, Italo “Cebolla” Romeo, para que “no abra la boca”. El juicio oral y público se lleva adelante en los Tribunales de Lomas de Zamora.

En la última jornada de testimonios, previa a los alegatos, declararon familiares de Pablo Russo, quien está sentado en el banquillo de los acusados por el crimen de Liendo y podría recibir una condena a prisión perpetua. “Cuando detuvieron a mi hijo, vino un barra de Independiente a mi negocio y me dijo que sabían todo de mi familia y que le dijera a mi hijo que no se le ocurriera abrir la boca”, declaró el padre de Russo. El mensaje, según su testimonio, se lo hacía llegar “Cebolla” Romeo, también acusado del asesinato e integrante de la barra del Rojo.

La hermana de Russo también declaró haber recibido amenazas similiares del coimputado en la causa. De esta manera, la estrategia de Russo es demostrar que fue obligado a menejar el auto por Romeo para perseguir a Liendo e intentar robar el dinero que custodiaba, contexto en el cual se produjo el homicidio.

En los próximos días, el fiscal Jorge Betini y las defensas de los dos imputados brindarán sus alegatos ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora.

Según la acusación, el 12 de mayo de 2016, cerca de las 14, los acusados interceptaron con una moto al auto para robar el dinero que era trasladado por Diego Insaurralde. El hombre era custodiado por dos personas y se dirigía a una sucursal del Banco Provincia de la zona. Sobre la avenida Hipólito Yrigoyen y en la esquina de la calle José Ingenieros, a la altura de Remedios de Escalada, uno de los imputados comenzó a disparar luego de no poder consumar el robo. Liendo que estaba sentado en el asiento del acompañante, recibió un balazo en la cabeza, lo que provocó su muerte inmediata.  Al otro custodio, identificado como Martín Gómez, lo hirieron pero sobrevivió e Insaurralde salió ileso de los cuatro disparos que se ejecutaron.

 

Fuente: Diario Conurbano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.