CABA: Cuatro estudiantes intoxicados con bebida

escuela-comercio-5  El terrible episodio ocurrió en una escuela del barrio porteño de Balvanera. Un grupo de alumnos de entre 12 y 15 años tuvo que ser internado luego de ingerir una bebida mezclada con un ansiolítico. Los menores están fuera de peligro.

Una gaseosa compartida entre varios pibes en una escuela terminó con cuatro de ellos internados tras sufrir una intoxicación. De acuerdo con sus propios testimonios, el alumno que les dio la botella sería el responsable de haberle colocado y diluido una pastilla que causó problemas que pudieron haber sido de suma gravedad.

El hecho ocurrió en la Escuela de Comercio Nº 5 de Balvanera, donde cuatro estudiantes del turno mañana sufrieron una intoxicación con un ansiolítico, por lo que tuvieron que ser trasladados al Hospital Ramos Mejía.

Lorena, la madre de una de las víctimas, llamada Nara, de 15 años, contó que desde la escuela ubicada en Entre Ríos 757 la llamaron desesperados por la situación de su hija.

Al llegar, se encontró con la adolescente y tres chicos más, de entre 12 y 15 años, en la rectoría.

“Mi hija me contó que un nene abrió la gaseosa, les convidó un trago y después empezaron a sentirse mal por lo que avisaron a la preceptora”, comentó, y agregó: “La rectora me dijo que había tomado una gaseosa a la que parece que le habían puesto una pastilla adentro”.

De inmediato, una ambulancia del SAME trasladó a los cuatro chicos hasta el Ramos Mejía, pero como “tardaban en atenderla”, los padres de Nara decidieron llevarla hasta la Clínica Santa Isabel, de Flores.

“Supongo que se descompusieron todos los que bebieron esa gaseosa”, agregó la mujer, a la vez que destacó la actitud de las autoridades de la escuela: “La preceptora y la rectora se portaron muy bien, estuvieron todo el tiempo con ella”.

Por su parte, el padre de Nara expresó que lo sucedido “pudo haber sido una tragedia, pero por suerte no lo fue”, a la vez que calificó el hecho como “una travesura de un chico que no estaba consciente de lo que hacía, si no, no lo hubiera hecho”.

Todo normal

Cuando la adolescente llegó al centro médico ubicado en Flores, los profesionales que la atendieron comenzaron a realizarle una serie de análisis y estudios para comprobar qué era lo que le pasaba y evitar que la situación se pusiera peor.

Sin embargo, según confirmaron autoridades de la clínica, se le realizaron “análisis y estudios y todos fueron normales”.

“El caso no revistió gravedad”, agregaron, por lo que después de estar 24 horas en observación la joven “se retiró en perfecto estado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *