Avellaneda:Empleados municipales reclaman aumento salarial

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales afirman que no llegan al salario mínimo y que este año no recibieron ningún aumento, con lo cual solicitaron que “se abra la mesa de negociaciones” y “se sigan los lineamientos del Gobierno nacional”. En este sentido, el secretario general adjunto del gremio, Daniel Averza, aseguró que “el Ejecutivo no da respuestas”. Frente a esto, esta semana se reunirán en asamblea para ver cuáles serán los pasos a seguir. “Estamos en estado de alerta y movilización”, afirmó.

Tras las elecciones primarias, que dejaron casi definida la continuidad del gobierno del Frente para la Victoria de Avellaneda, al mando del intendente Jorge Ferraresi, reapareció en escena un conflicto por cuestiones salariales que tiene como protagonistas a los trabajadores municipales, y que estaba frenado desde principios de año.

El reclamo de los empleados afiliados al Sindicato de Trabajadores Municipales local (STMA) se originó porque este año no recibieron ninguna suba de sueldos y también está directamente vinculado a que la remuneración que reciben no alcanza los valores del “salario mínimo vital y móvil”. Frente a esto, en el gremio están “a la expectativa”.

“Estamos en estado de alerta y movilización porque en Avellaneda no hubo incrementos salariales, entonces, lo que hicimos fue pedir que se reabra la mesa de negociaciones, pero el Ejecutivo sigue sin responder al pedido que le hacemos”, relató el secretario General Adjunto de STMA, Daniel Averza.

En este sentido, la queja central está vinculada a que el dinero que reciben a cambio de su trabajo “no alcanzan para cubrir las necesidades de cada una de las familias”, por lo cual piden que se cumplan las pautas dispuestas por el Gobierno nacional.

“Lo que nosotros pedimos es que se sigan los lineamientos nacionales ya que la presidenta Cristina Fernández ha determinado que el salario básico es de 1300 pesos, algo que acá no pasa porque en Avellaneda los trabajadores estamos cobrando 1100 pesos, estamos muy por debajo”, señaló.

En los primeros meses del año, el jefe comunal había negociado un aumento que fue entregado en tres veces. No obstante, no fue lo que los trabajadores pidieron ya que buscan “una recomposición salarial”.

“Este año, arbitrariamente, el intendente dio una recomposición salarial del 28 por ciento dividido en etapas, nos dio un 10 por ciento en abril, otro en julio y ahora en agosto terminó dando 30 pesos, que no es nada, y nuestra idea es recuperar parte del salario que hemos perdido, no es una aumento, porque nosotros estamos por debajo del mínimo”, detalló el sindicalista.

Frente a esta situación, desde el gremio afirmaron que por estos días comenzaron a reunirse en asambleas generales para evaluarla situación que están atravesando a fin de definir cuáles serán “los pasos a seguir”. Si bien no desestimaron la posibilidad de que haya “una medida de fuerza”, aseguraron que “todo dependerá” de la resolución a la que lleguen en los plenarios que se desarrollarán en las próximas semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *