Avellaneda: Otro robo en la esquina del delito en Gerli

Hace muy poco informamos de un violento robo en Gerli a un vecino, en una esquina donde ya hubo varios robos y hasta un asesinato, lo que indigna a los vecinos es que en el lugar se encuentra un domo del municipio y una alarma comunitaria, ambos no han servido de nada y los delitos en esa cuadra siguen hasta que tengan otro muerto.

Los cambios de jefe de la comisaría 6ta de Avellaneda no han mejorado nada y curiosamente el Jefe de Estación el Comisario Mayor Gregorio Martínez parece no poder controlar un par de cuadras para que los vecinos se sientan seguros.

Pero las responsabilidades por la inseguridad no son solo de la policía, sino también judiciales y políticas, los fiscales del Polo Judicial de Avellaneda llevan años trabajando de una forma deficiente, los robos reiterados no son esclarecidos por falta de coordinación y solo se dedican a apilar los expedientes y a esperar que las causas vayan al archivo, de esto el primer responsable es el Fiscal General de Avellaneda-Lanús Guillermo Castro Moure, quien dedica más tiempo a las actividades sociales que a llevar adelante con eficiencia el trabajo de los fiscales.

Por el lado político, es evidente que no hay interés alguno de mejorar la seguridad, eso sí, se gastan millones que no se pueden comprobar su destino para la compra de patrullas como si eso mejorara algo por sí solo, es sabido que el 70% de los patrulleros nuevos terminan dañados en menos de un año.

Esas puestas en escena de Ferraresi, Chornobroff y Magdalena Sierra sonriendo con los policías de Avellaneda son una burla a los vecinos, como es muy sospechoso que el secretario de seguridad Marcelo Rey siga en su cargo y ascienda a pesar de haber demostrado ser totalmente ineficiente y sumar más denuncias que agradecimientos.

En la noche del viernes 29 promediando las 20:00 hs. gritos en la calle alertaron a los vecinos, tres jóvenes, dos hombres y una mujer rompieron la ventana de un domicilio y un grupo de muchachos al verlos ingresar comenzaron a gritar lo que puso a los delincuentes en fuga. Se ignoraba si robaron alguna pertenencia u objeto ya que los dueños de casa no se encontraban en ese momento.

Gracias a las cámaras de seguridad particulares se pudo ver a los delincuentes huyendo y son muy fáciles de identificar, pero es evidente que la zona se encuentra liberada para los «kioscos de drogas», lo que hace que ronden los adictos para comprar sus drogas y delinquir.

Mientras Julio Conte Grand con su inacción cómplice más que nunca preside la Narco Procuración de la Provincia de Buenos Aires.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.