Avellaneda: Murió uno de los obreros heridos en el derrumbe de la obra

Hospital-Pedro-Fiorito  Uno de los obreros heridos en el derrumbe de la obra en construcción de la Av. Güemes al 900, esquina Arredondo, a metros del Palacio Municipal y frente al Alto Avellaneda, falleció en el Hospital Pedro Fiorito, donde se encontraba internado, luego de haber permanecido atrapado entre los escombros por más de 55 minutos.

Como ya lo mencionamos en la nota referente al hecho en sí, el único vocero del municipio el jefe de Defensa Civil Juan Santos, eludió como podía las preguntas de los periodistas que querían saber de quien era la responsabilidad del derrumbe, las condiciones en que se habilitó la obra y los controles que no previnieron el derrumbe, en todo momento Santos, apuntó a una negligencia de parte de los obreros y hasta defendió a la UOCRA local responsable de verificar las condiciones de seguridad de los obreros, lo que por el resultado demuestra fue ineficiente.

Santos señaló que la construcción “estaba autorizada”. “Personal de Obras Particulares del Municipio presentó los planos, los cálculos de estructura y la obra tenía los papeles en orden, estaba perfectamente habilitada. Tiene sus responsables técnicos, dirección de obra; todo el personal tiene ART y también cobertura de seguro de obra”, añadió el funcionario.

Tras el derrumbe, la obra quedó clausurada, a la espera de la realización de peritajes y auditorías a cargo de la justicia y de la policía bonaerense.

“Vamos a esperar que se realice el peritaje pertinente por parte de la Policía de la Provincia, y una vez completado este procedimiento, hablaremos con la fiscalía para que podamos remover y sacar algunas cosas que están debilitadas por la estructura”, adelantó Santos al tiempo que dejó en claro que “no hubo vecinos o viviendas perjudicadas por el derrumbe”.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Avellaneda, dependiente de los Tribunales de Lomas de Zamora.

Lo que no menciona Santos, es que no es la primera obra en Avellaneda, que es habilitada sin los correspondientes controles, tampoco es una excusa para la UOCRA el hecho de que lo obra tenga responsables técnicos y una dirección, Héctor Villagra debería mostrar la documentación que acredite que su gremio hizo los controles como corresponde y además denunciar a los responsables que provocaron la muerte de un trabajador de su gremio, pero parece que el concejal y gremialista, prefiere recurrir al «apriete» de quienes lo nombran en hechos que son de su competencia, será por eso que otros medios no han siquiera nombrado a la UOCRA, pero eso obra tenía la conocida bandera verde con la leyenda UOCRA en el portón de acceso a la obra.

Es de esperar que la Fiscalía que investiga vaya a fondo en cuanto a verificar las responsabilidades de todos los involucrados en no controlar y los responsables directos, así como también averiguar de donde provienen las amenazas a quienes informan con la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.