Alejandra Gils Carbó es la nueva Procuradora General de la Nación

Con 63 votos a favor y sólo 3 en contra, la Cámara alta convalidó ayer el pliego de la candidata propuesta por el Ejecutivo para la Procuración General de la Nación. “Estamos otorgando un acuerdo a quien consideramos con la idoneidad, la solvencia y la jerarquía académica suficiente para ocupar el cargo para el que fue postulado”, destacó el titular de la Comisión de Acuerdos del Senado, Marcelo Guinle. Gils Carbó sucederá a Esteban Righi, quien renunció en abril.

El Senado aprobó ayer por amplia mayoría la designación de la fiscal Alejandra Gils Carbó, como nueva procuradora General de la Nación. Su candidatura obtuvo 63 votos a favor y sólo tres en contra, superando ampliamente los dos tercios de las adhesiones necesarias para que se convierta en la jefa de todos los fiscales federales.

Gils Carbó reemplazará al frente de la Procuración General de la Nación al renunciado Esteban Righi, quien dejó su puesto a principios de abril, en el marco de la polémica con el vicepresidente Amado Boudou por el caso Ciccone.

La fiscal se recibió de abogada en la Universidad de Buenos Aires en 1981 e ingresó a la función pública en 1987. Su especialidad es el derecho comercial y las quiebras. Además, trabaja como profesora, publicó varios libros y posee una maestría de Economía Política en la FLACSO.

Desde 2004 se desempeña como fiscal general de la Cámara de Apelaciones en lo Comercial donde debió actuar en casos como la fusión entre Cablevisión y Multicanal.

En principio, el Poder Ejecutivo postuló al titular de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), Daniel Reposo. Sin embargo, esa candidatura no obtuvo el respaldo necesario por lo que el funcionario renunció a su postulación antes de que sea tratada en el recinto.

En la sesión de ayer, el presidente de la Comisión de Acuerdos del Senado, Marcelo Guinle, elogió la trayectoria de Gils Carbó y resaltó que el dictamen “no casualmente reúne las firmas de todos los integrantes de la Comisión”.

“Estamos otorgando un acuerdo a quien consideramos con la idoneidad, la solvencia, la jerarquía académica suficiente para ocupar el cargo para el que fue postulado. No es otra cosa. El voto abrumadoramente mayoritario tiene que ver con la transferencia que la doctora Gils Carbó hizo de sus antecedentes sobre independencia”, señaló.

El jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, destacó que “la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) eligió a una candidata con trayectoria y jerarquía extraordinaria”.

“Cuando se pone a consideración este tipo de cosas no hay un sujeto de laboratorio detrás de la candidatura, sino un ser humano que debe lidiar con una audiencia pública”, indicó Pichetto.

Además, remarcó que Gils Carbó “planteó respuestas que garantizan independencia y autonomía” y elogió que “en esta decisión del Poder Ejecutivo hay un ejercicio de responsabilidad y de acierto”.

Su par de la bancada radical, Luis Naidenoff, resaltó que “se dio un salto absolutamente significativo en el acuerdo político”. “Vamos a acompañar la propuesta, pero no como un cheque en blanco. Esta candidata reúne la idoneidad técnica y jurídica. Su independencia tendrá que demostrarla día a día”, manifestó.

Por su parte, el radical Gerardo Morales anticipó la adhesión de la mayoría de los integrantes de su bloque basándola en que no observaron “antecedentes que ameriten un rechazo a su postulación”.

Por el contrario, los radicales Mario Cimadevilla, Laura Montero y Arturo Vera se pronunciaron en contra.

El pliego de Gils Carbó también fue apoyado por la representante de la Coalición Cívica en el Senado, María Eugenia Estenssoro, a pesar de que una de las impugnaciones en contra de la candidatura fue de la líder de su espacio, la diputada Elisa Carrió.

“Los antecedentes jurídicos y académicos de la doctora Gils Carbó son buenos. El único tema donde tengo dudas es en si va a tener independencia de los intereses del Gobierno nacional o si va a tener ecuanimidad de su propia ideología”, especificó.

Estenssoro también elogió “la virtud de los decretos que dictó el presidente Néstor Kirchner en 2003 con los mecanismos especiales para la designación de los jueces de la Corte Suprema y al representante del Ministerio Público”.

La peronista disidente, Sonia Escudero, también mostró su “satisfacción” con los “antecedentes académicos y con el desempeño en la audiencia pública” de la abogada.

“Quiero elogiar su compromiso en la promoción de acciones colectivas que ayuden a democratizar el acceso a la Justicia, el compromiso con el lavado de dinero, la lucha contra el narcotráfico y, sobre todo, con la libertad de expresión”, enumeró la justicialista salteña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.