Easy ¿estafa e impunidad?

Cuando una empresa de la relevancia que tiene Easy, vende productos con su aval, como es el caso de la marca Datrak, uno confía en que el producto de mínima funciona, más allá de la calidad y duración del mismo.

Ahora bien, cuando el producto adquirido es desenvuelto y retirado de la caja y lo primero que ocurre es que el supuesto acrílico de la linterna se cae, para luego al querer usar el aparato (un compresor de 12V) no funcione, entonces claramente es una estafa.

En este tipo de compras, uno no llega al domicilio y prueba a desinflar e inflar las ruedas, tampoco en la sucursal hacen alguna prueba con el compresor, así las cosas, uno por confiado lo guarda en el baúl del auto por si una emergencia hace que sea necesario inflar alguna rueda, se imaginan la decepción si al pensar en que esa compra hoy nos saca del paso no funciona.

Con la mejor voluntad y sinceridad uno hace el reclamo, advierte que pasaron varios meses de la compra, pero que no se trata de reclamar la garantía, ya que el producto no funcionó nunca, las excusas son varias, todas tendientes a supuestas condiciones que no le son comunicadas al comprador, que son contrarias a la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor, la primera y ridícula que uno debe acreditar que el producto fue comprado en Easy, yo me pregunto, la empresa no tiene inventariado los productos? cuando uno paga en la caja si usan el código de barras es porque está inventariado, en época de una informática avanzada ellos no pueden saber si el producto fue comprado a la firma?.

Para complicar más el reclamo, solicitan que uno posea el ticket en condiciones y que no hayan transcurrido más de 6 meses de la compra porque nadie sabe dónde se archivan las operaciones, algo insólito por las obligaciones fiscales, pero bueno, es lo que ellos informan, en definitiva si compras algún producto que no necesitas usar igualmente proba su funcionamiento, nunca confíes.

Quizás un dato sugerente es que el producto «Compresor de aire para el automóvil» desapareció de las sucursales de la firma, aunque nadie supo explicar la falta de stock, en situaciones así, generalmente el producto viene fallado de fábrica.

Cuando pedís el Libro de Reclamos, también uno se encuentra con que el mismo no está rubricado por ninguna autoridad otro hecho contrario a la Ley de Defensa del Consumidor.

Si tuviste inconvenientes con la empresa, podes escribir al correo del diario y contarnos editor@elsindical.com.ar

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *