Concluyó la conciliación y la empresa ratificó los despidos en Molinos

   El jueves se llevó a cabo la última audiencia, en la que se ratificaron las seis cesantías dictadas a principios de enero. Los operarios afectados denuncian la falta de cumplimiento de la conciliación obligatoria y la “connivencia” entre “la empresa y el sindicato” a favor de los despidos.

Tras 43 días de conflicto, finalmente se ratificaron los despidos en la planta productora de alimentos Molinos Rio de La Plata de 9 de Abril, en Esteban Echeverría. El peor final para los seis operarios cesanteados a principios de enero.

Es que durante la audiencia del jueves 23, fecha en la que concluyó el plazo de la conciliación obligatoria extendida diez días atrás, las autoridades de la empresa ratificaron los despidos “por bajo rendimiento y productividad”, pese a las denuncias de persecución sindical.

“Con esto último se terminó de blanquear lo que veníamos viendo, que estos despidos son en connivencia entre el sindicato y la empresa”, denunció Luciano Greco, uno de los trabajadores despedidos, que señaló que el jueves se les impidió presenciar la asamblea.

Desde que comenzó el conflicto, se llevaron a cabo varias audiencias con la misma conclusión: la confirmación de la medida.

“Jugaron abiertamente a favor de los despidos y con la conciliación sólo dilataron el conflicto para generar desgaste”, denunció Greco sobre el papel del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), en referencia a que habrían “acordado” los cesanteos.

Durante el conflicto los empleados denunciaron “la violación de la conciliación obligatoria” por parte de la empresa ya que en todo momento “se negó a la reincorporación” de trabajadores en ese lapso, tal como corresponde, por lo que la consideraron “ilegitima” sin la presencia de todos los operarios dentro de la fábrica.

Para Greco, la situación que atraviesa junto al resto de los perjudicados “es el inicio de una política que llevará a la flexibilización laboral de los trabajadores”.

Los despedidos pertenecían a la lista Celeste y Blanca del gremio y tres de ellos eran integrantes de la comisión interna anterior al traslado de la planta de Barracas, en Capital Federal, por lo que denunciaron “motivos sindicales” detrás de la medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *