YPF aumentó sus combustibles un 4%, el tope impuesto por el Gobierno

Los precios vigentes en la Ciudad de Buenos Aires son: Nafta Súper $150,90; Infinia $185,70; Diesel 500 $162,10; e Infinia Diesel $222.

Ya había sucedido la semana pasada con las firmas Shell y Axion, y ahora, este domingo, se hizo oficial en la estatal YPF, que aumentó el precio de sus combustibles desde la hora cero. La suba de naftas y gaosil es de un 4%, que es el tope que oportunamente acordó el Gobierno Nacional con las empresas petroleras hace unos días, y que ha incluido a los combustibles en el programa Precios Justos.

Este tipo de aumentos, con este porcentaje, se ha aprobado de común acuerdo para ser puestos en práctica una vez al mes hasta el próximo marzo.

Los precios de YPF que ya están vigentes desde esta madrugada, en la Ciudad de Buenos Aires son: Nafta Súper $150,90; Infinia $185,70; Diesel 500 $162,10; e Infinia Diesel $222.

El acuerdo al que se ha llegado con las petroleras fue nombrado por Sergio Massa, el ministerio de Economía, Precios Justos, en el mismo sentido que el acuerdo alcanzado con las empresas de productos alimenticios. El aumento del costo de los combustibles implementado este mes intenta paliar el retraso con otras variables de la economía como el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que lo superó en cerca del 12 por ciento.

Mirada de las petroleras

Desde las petroleras indicaron que la devaluación acumulada desde el 3 de noviembre fue del 6 %, superando en dos puntos porcentuales el ajuste del precio del combustible que se aplica para diciembre.

Entre diciembre de 2021 y el mismo mes de 2022, los combustibles subieron un 71,5 por ciento, contra un 83,4 por ciento del IPC (Índice de Precios al Consumidor). Esto significa que los aumentos de precios fueron un 11,9% más que las naftas, un 26,1% más que el Biodiesel y un 28,1% más que el Bioetanol (caña y maíz).

Entre tanto, al comparar la relación de los combustibles con otros precios de productos de consumo masivo, se puede observar que en su mayoría, superaron el de las naftas. Por ejemplo, pan francés tipo flauta, a octubre de este año aumentó un 17,0% más que los combustibles); el asado un 58,6%; ó el pollo entero, un 141,8% más.

Además sigue habiendo una marcada diferencia de precios con los países vecinos, lo que promueve la salida de combustible a través de las fronteras, además de traccionar el consumo por parte de vehículos con patentes extranjeras, generando un significativo incremento de la demanda de naftas y gasoil, que en las provincias de Misiones y Formosa superan en un 24%, las cifras de 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *