Virrey del Pino: Detienen a despreciable violador

mecánico-violador  Los abusos ocurrieron en la localidad bonaerense de González Catán y los investigadores lograron apresar al perverso en Virrey del Pino. El ilícito se conoció porque la madre de la víctima reveló la infernal odisea que padecía la menor, al ser agredida por el degenerado en la vivienda familiar.

Las autoridades policiales lograron detener a un peligroso depravado, que era buscado por haber violado salvajemente a su beba de sólo 2 años, en un aberrante suceso que se registró en la localidad bonaerense de González Catán, en el partido de La Matanza.

El degenerado, que trabajaba como mecánico, resultó apresado en la zona de Virrey del Pino. La situación fue descubierta por otro hijo del brutal malviviente, quien, al regresar a su casa, procedente de la escuela, sorprendió a su progenitor, mientras penetraba a la indefensa criatura, para de esta manera satisfacer sus repugnantes instintos.

Voceros judiciales de los tribunales de La Matanza revelaron que el individuo, de 45 años, fue capturado como saldo de un procedimiento realizado en un taller mecánico, el cual se encuentra situado a la altura del kilómetro 47 de la Ruta Nacional 3, en jurisdicción de Virrey del Pino, en el oeste del conurbano provincial.

Trascendió que el delincuente fue localizado por los pesquisas policiales de la Dirección Departamental de Investigaciones de La Matanza, tras una serie de diligencias, que se concretaron en las últimas horas. De acuerdo con lo manifestado por la informantes, la horrenda situación quedó al descubierto cuando otro de los hijos del marginal, de 10 años, regresó del colegio a su finca, situada en Leopardi sin número, en González Catán.

Al ingresar a la casa, el menor observó a su padre, que en esos momentos tenía los pantalones bajos y sometía sexualmente por vía vaginal a la infortunada criatura.

Investigaciones

Minutos después, el consternado pibe le narró a su madre lo que había visto y, entonces, el 24 de marzo pasado, la mujer, de 28 años, concurrió ante las autoridades para radicar la correspondiente denuncia.

La causa pasó a manos de la doctora Analía Alejandra Córdoba, Fiscal perteneciente al departamento judicial de La Matanza, quien dispuso que la pequeña fuera sometida, de inmediato, a una serie de pericias con el objetivo de comprobar los abusos padecidos, a la vez que resolvió que los servidores públicos del área de Investigaciones llevaran a cabo diversas labores destinadas a localizar al despreciable individuo, quien había decidido escapar de la vivienda familiar luego de enterarse de la existencia del expediente abierto en su contra.

Finalmente, los policías a cargo de aclarar el caso hallaron al responsable del aberrante suceso, que se desempeñaba en tareas de mecánica en el citado establecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.