Un chico de Pehuajó recibió la primera prótesis 3D impresa por reclusas de la cárcel de Ezeiza

   Tobiás recibió una mano de superhéroe en su casa y junto a su familia. Además se comunicó por videoconferencia con las internas que la fabricaron.

Hace una semana, Tobías (12) recibió su mano en 3D que fue impresa y armada por un grupo de mujeres privadas de la libertad del Complejo Penitenciario Federal IV de Ezeiza.

La realización y entrega de prótesis forma parte del programa de reinserción social «Estrechando manos», promovido por Atomic Lab y el Servicio Penitenciario Federal.

La mano fue construida con los colores de Dragon Ball Z, la serie de dibujos animados preferida de Tobías.

Fue el equipo de Atomic Lab junto a Gino Tubaro (su fundador) quienes capacitaron al personal del Servicio Penitenciario Federal y a las internas del penal para que pudieran realizar la tarea solidaria que ya está rindiendo frutos.

Capacitarse para ayudar a quienes lo necesiten

En diciembre pasado, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Servicio Penitenciario Federal firmaron un convenio con la ONG encabezada por el inventor Tubaro, para que los internos e internas alojados en distintos establecimientos federales aprendieran a fabricar las prótesis 3D en las instalaciones penitenciarias.

La idea —dirigida a reclusos prontos a recuperar su libertad— nació pensada en reducir los índices de reincidencia en el delito y a la vez a conectar a las personas con distintas realidades.

Las encargadas de imprimir y armar la mano que recibió Tobías fueron Denise, Ariela, Gloria, Camila, Brenda, Marianela, Yrene y Flavia. Ellas no solamente aprendieron nuevas tecnologías sino que también se involucraron en este noble acto que las ayuda a reinsertarse en la sociedad de otra manera.

El vinculo quedó sellado cuando las internas y Tobías se comunicaron por videoconferencia, y de esa manera pudieron conocerse de darse mutuamente las gracias.

Tubaro, es un joven inventor que desde hace 4 años regala prótesis impresas en 3D a quienes la soliciten.

Para ello creó Atomic Lab, una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo crear soluciones mediante las últimas tecnologías y utiliza materiales muy económicos. El Proyecto Limbs ya lleva entregadas más de 800 manos y brazos mecánicos 3D.

La ONG ya tiene «embajadores atómicos» en 36 países. Las mismas internas que realizaron la prótesis para Tobías hicieron otra para un hombre de 80 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.