Tratarnos de estúpidos también es MALTRATO

Gremial-HipotecarioEstimados Colaboradores:

Como señalamos, el respeto por la integridad de las personas y el trato cordial entre todos nosotros no es una cuestión formal, sino una firme convicción del Banco.

Señores:

Hemos extractado un solo párrafo del comunicado difundido en el día de hoy porque a esta altura de los acontecimiento seguir potenciando la ridiculización no nos parece púdico ni  de buen gusto.  El Banco para algunos se resume en un Plan de Negocios. Con objetivos alcanzables en determinadas circunstancias e inalcanzables en otras.  Para nosotros en cambio el Banco es  NUESTRA CASA. Lo cual no quiere decir que seamos mejores ni peores que nadie. La referencia apunta únicamente a la intencionalidad de cuidar una imagen institucional que, en nuestro caso,  venimos tratando de preservar desde el mismo día que volvimos a ser UN BANCO.

De manera que nos vamos a permitir solicitarles que tengan una línea de comportamiento afín a ese propósito. Respeto por la casa y respeto por sus habitantes. Porque ustedes también son  parte de nosotros. En consecuencia, tomemos la responsabilidad de asumir que no podemos seguir alimentando conflictos que solo contribuyen a empeorar la precarizada imagen de nuestro Banco Hipotecario.

Decirle a la gente que “El trato cordial entre nosotros no es una cuestión formal sino una firme convicción del Banco” es poco menos que arrojar un bidón de nafta sobre la llama de un fósforo. 

¿Qué trato cordial se le dispensa a un trabajador que suspende sus tareas habituales por un llamado telefónico y dos minutos más tarde se encuentra con un escribano apuntándolo con un bolígrafo para  que firme su defunción laboral?

¿Acaso tiene algún tinte de “Cordialidad”  regresar a la oficina y  descubrir que lo está esperando un compañero de seguridad para que junte sus cosas y se vaya?. Despojado de cuanta pertenencia lo ligaba a un sitio que hasta ese momento consideraba  “su  hogar”.   Empezando por la tarjeta de acceso al edificio,  donde dejó compañeros de trabajo,  amigos,  afectos, recuerdos  y  años de entrega.

¿Qué objeto se persigue invitando a la gente a hacer  denuncias por “los Canales adecuados”?

¿A qué batería de desahucios refieren cuando dicen pomposamente “Canales adecuados”?

¡El día que los trabajadores eligieron los “Canales adecuados” para  advertir la presencia de un maltratador lo nombraron Gerente!…

¡HÁGANSE CARGO,  SEÑORES!  La persona que maltrata a otra en el trabajo  no puede ser tildada de buena ni de mala.  Simplemente tiene un problema de conducta. Incompatibilidad de trato laboral  que ustedes nunca quisieron ver y  que finalmente los llevó a fogonear un CONFLICTO ABSURDO.

¡Prefirieron ponerle un  tutor al lado para consumar su acto de tosudez  antes que  ESCUCHAR A LA GENTE!

¡Y cuando el maltratador finalmente maltrató,  tal como era de prever,   eligieron cuestionar a las mujeres de la Gremial Interna antes que hacerse cargo de su  OBSTINACIÓN!

¿Cuál  fue el  “Canal adecuado” que le concedió licencia psiquiátrica al Gerente maltratador un día después que sus  víctimas se presentaron ante el mismísimo MINISTERIO DE TRABAJO DE LA NACION?…  ¿Cuál de todos?

Señores. Hasta aquí llegamos. Suficiente.   Se lo vamos a decir con las mismas palabra que a veces utilizan ustedes para  dirigirse a nosotros:

“Esta es la verdad de la milanesa”..  Respetuosamente-

 

COMISION GREMIAL INTERNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.