Tras la fuga del asesino de su esposo, la viuda aseguró que vive «una pesadilla»

Marcelo Segovia (34) fue condenado a 29 años de cárcel por matar a un comerciante de Ramos Mejía en un asalto. Diez días después del juicio se escapó de un penal de máxima seguridad. «Saber que está suelto me genera miedo», contó la mujer de la víctima.

“Siento que estoy viviendo una pesadilla”. Con esta frase, Gisela De Luca resumió cómo vive desde que se enteró que uno de los responsables del crimen de su marido –Emiliano Martinó, un comerciante de Ramos Mejía- se escapó de una cárcel de máxima seguridad apenas diez días después de haber sido condenado a 29 años de prisión.

La mujer contó que, luego de que Marcelo Segovia –uno de los tres responsables del crimen de su esposo- fuera condenado “tenía un poco de tranquilidad”. Esa sensación le duró apenas diez días, hasta que el detenido se fugó del penal de máxima seguridad de Florencio Varela en el que estaba recluído.

“Saber que está suelto me genera miedo, siento que estoy viviendo una pesadilla. No termino de procesar lo que fue la muerte de mi marido, y ahor esto”, se lamentó Gisela en declaraciones al canal C5N.

Marcelo Segovia es uno de los tres condenados por el crimen de Martinó, ocurrido hace dos años y medio en Ramos Mejía. El Tribunal en lo Criminal N° 1 de La Matanza lo encontró culpable del asesinato y lo condenó, diez días atrás, a una pena de 29 años de cárcel.

Pero una semana después de su traslado a la unidad de máxima seguridad de Florencio Varela, Segovia se escapó. Y, lo que resulta aún más extraño, es que la justicia recién fue notificada de la fuga tres días después.

Segovia fue visto por última vez en el penal de Florencio Varela el 20 de julio pasado, cuando recibió la visita de su novia, Natalia Vallejos. Por la noche, durante el recuento de internos, los penitenciarios descubrieron que había desaparecido.

Ayer, luego de la apertura de un sumario interno, el Ministerio de Seguridad de la Provincia separó de sus cargos de cinco funcionarios penitenciarios. Son el director de la Unidad 23, prefecto mayor Raúl Martínez, el subdirector de Seguridad de la cárcel, Mario Arapa, el subdirector de Asistencia y Tratamiento, Jorge Elichiribehety, y los jefes de los sectores Penal y de Talleres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.