San Telmo: Vuelven a clausurar el boliche Museum

Fuentes policiales señalaron que el lugar, ubicado en la calle Perú al 500, tiene tres pisos y sólo podía ocupar el 30 por ciento de su capacidad, la violación de las condiciones incluyó el hecho de que además se encontraba funcionando como discoteca. El lugar registra antecedentes y clausuras que incluyen muertes de concurrentes por distintos hechos y denuncias de vecinos por peleas y daños que se producen en la zona.

Un boliche en el que se realizaba una fiesta privada fue clausurado por personal de la Agencia Gubernamental de Control porteño (AGC) y por la Policía de la Ciudad en el barrio de San Telmo, ya que en el interior había alrededor de 500 personas y no estaban respetando los protocolos vigentes por la pandemia de coronavirus.

Fuentes policiales señalaron que el lugar, ubicado en la calle Perú al 500, tiene tres pisos y sólo podía ocupar el 30 por ciento de su capacidad por estar denominado como clase C – así son catalogados los boliches bailables-.

Según los agentes, el límite de clientes permitido estaba sobrepasado en todos sus niveles y por ese motivo fueron desalojados. La nueva reglamentación sólo permite brindar servicio de gastronomía y está prohibido funcionar como discoteca.

A partir de este fin de semana los boliches en la Ciudad podrán estar abiertos hasta las 3:00 de la madrugada al igual que los bares y restaurantes. Asimismo, en los controles verifican que los lugares no excedan la capacidad máxima permitida, que se cumpla con el distanciamiento social y que no se desarrolle la actividad bailable.

Durante la madrugada del sábado se registraron dos clausuras de locales, en Palermo y San Telmo, y se inspeccionaron aproximadamente 100 lugares. En tanto, durante los dos últimos fines de semana se registraron ocho clausuras por no respetar los protocolos vigentes (Recoleta, San Telmo, Palermo y la zona de Costanera) sobre un total aproximado de 650 locales fiscalizados.

«Para controlar el correcto cumplimiento de lo normado, Inspectores de la Agencia Gubernamental de Control, realizan tareas de concientización y control en las zonas neurálgicas donde se desarrolla normalmente el circuito de entretenimiento nocturno en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires», indicó el Gobierno porteño.

Asimsimo, agregó: «Los controles se llevan a cabo de lunes a lunes, poniendo principal énfasis durante los fines de semanas y los días previos; en este sentido, de jueves a domingo, se inspeccionan un promedio de 120 locales por noche, incluyendo bares, restaurantes y locales clase C».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.