Saavedra:Graves incidentes tras un joven baleado en la cabeza

patrullero-quemado-en-la-49En un confuso episodio, Eric Milton Ponce recibió un disparo en la cabeza, durante la tarde del domingo. Como protesta, vecinos y amigos de la víctima incendiaron patrulleros de la dependencia 49°.

Un joven fue baleado en la cabeza por un efectivo policial después de un confuso episodio, lo que derivó en serios incidentes en la comisaría 49 de la Policía Federal, en el barrio porteño de Villa Urquiza.

El joven herido fue identificado como Milton Ponce, de 29 años, y el agresor era un hombre que estaba prestando servicio como seguridad en el salón y, según algunas versiones, era policía.

Todo se inició cuando Ponce se encontraba en la puerta del salón, situado en Congreso y Machaín, junto a otras personas, apoyado en un automóvil, lo que motivó la queja de uno de los participantes de la fiesta.

La reacción del automovilista fue contestada con bromas por Ponce y sus allegados, por lo que el hombre se introdujo nuevamente en el salón y pocos minutos más tarde salieron del lugar otras dos personas que se enfrentaron con los jóvenes.

En medio de la disputa, uno de los hombres que salieron del salón realizó un disparo e hirió a Ponce en la cabeza. Ponce fue llevado al Hospital Pirovano, donde fue operado y quedó internado en estado reservado.

El hecho desencadenó la furia de amigos y vecinos de Ponce que atacaron la sede de la comisaría 49, donde llegaron a dañar a unos 14 patrulleros de la Policía Federal. El ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, desestimó una primera información sobre la participación de un efectivo de la Policía Metropolitana y dejó entrever que existen versiones sobre que el disparo habría sido realizado por un miembro de la Policía bonaerense.

«No hubo una persona de la Metropolitana involucrada. Es una situación muy confusa. Como versión nos legó que era un policía bonaerense», expresó el funcionario, que se excusó de dar más detalles del hecho para no entorpecer la investigación, aunque aseguró que existieron «muchos testigos» que lo presenciaron.

El ministro admitió que había sido «marcado» un efectivo de la Metropolitana, pero el mismo se presentó en la Fiscalía pertinente y «quedó aclarado que no tenía nada que ver».

A pesar de los dichos de Montenegro que al parecer está rodeado de inútiles que lo asesoran, la justicia dispuso la detención e indagatoria de un policía de la Metropolitana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.