Quilmes: La policía reprimió a trabajadores que reclamaban por su fuente laboral

Se trata de obreros de la empresa Aceros Ortega, quienes resisten un desalojo judicial y, acompañados por movimientos sociales reclamaron ante los Tribunales del Trabajo local. Cuando salió el magistrado, se registraron incidentes.

Trabajadores de la empresa Aceros Ortega, que se encuentran resistiendo un desalojo, llevaron adelante una ruidosa protesta en las puertas de los Tribunales del Trabajo, ubicados en la calle Alem, Quilmes, ya que todos los involucrados apuntan al Tribunal de Trabajo N°3 de Quilmes que no es la primera vez que queda sospechado de mal desempeño.

La marcha que contaba con el apoyo de algunos movimientos sociales, realizaron un corte de calles que duró varias horas, mientras duraba la audiencia. Una vez finalizada la recepción, cuando el juez que maneja la causa salió del Tribunal, se generó un tumulto que terminó en una brutal represión, con la policía arrojando gases lacrimógenos para desalentar. 

El conflicto

La justicia busca embargar un galpón que esta empresa compró en el 2000 un inmueble a una empresa que había cerrado, pero no pudo escriturar porque la justicia le embargó la propiedad para pagarle a los trabajadores que habían quedado en la calle. Los años pasaron, hubo diálogo y negociaciones, pero no se arribó a un acuerdo formal, por lo que ahora la Justicia laboral ordenó desalojar y rematar el inmueble que había comprado Aceros Ortega de buena fe.

Desde la empresa dicen que “Nuestra familia compró de buena fe y a título oneroso una propiedad en el año 2000, y a partir de ese momento, comenzamos a construir nuestra casa y desarrollar nuestro emprendimiento industrial” 

Mientras la justicia determina,  una treintena de trabajadores y la misma familia Ortega que construyó su vivienda familiar dentro del predio industrial, por lo que todos quedarían en la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *