Quilmes: Cierran conocida imprenta y quedan 16 familias en la calle

   Se trata de la fábrica Pellerano. La Federación Gráfica Bonaerense gestiona resguardar los puestos de trabajo de los empleados.

La imprenta Pellerano de la localidad bonaerense de Quilmes cerró sus puertos y dejó en la calle a los 16 trabajadores de la fábrica, luego de sufrir dificultades durante meses en el pago de salarios. La Federación Gráfica Bonaerense intervino en el conflicto en busca de una solución.

«El taller ya venía en crisis, problemas de pago y otras cosas. Hace 10 días tuvimos una reunión donde nos plantearon qué es lo que querían hacer con el taller ya la producción era muy baja, compañeros con salarios pagos en dos o tres veces, aguinaldos atrasados», relató el delegado Héctor Pelozo, a Radio Gráfica.

A pesar del optimismo empresarial, el lunes posterior a las elecciones la situación empeoró. Los trabajadores llegaron a sus puestos de trabajo y la fábrica estaba cerrada. Ahora mantienen custodia en la planta para evitar que se sigan llevando máquinas y herramientas.

«Los empresarios dijeron que querían seguir adelante y que le iban a buscar la vuelta para no cerrar ni despedir personal, que después de las elecciones iba a haber más producción. La realidad es que cuando llegamos el lunes nos encontramos con el portón cerrado. Telefónicamente, nos comentaron que iban a pedir su propia quiebra, que no podían dar más», explicó Pelozo.

La fábrica está ubicada en Hipólito Yrigoyen 316 a pocas cuadras de la estación de Quilmes, y se especializa en trabajos publicitarios. Cuenta con 16 trabajadores, mayoritariamente jóvenes menores de 30 con un máximo de 7 años de antigüedad.

Los trabajadores denunciaron «una maniobra de vacimiento«. Según Peloso, al ingresar finalmente al taller “nos encontramos con que faltaban herramientas, todo el sector de encuadernación desmontado, planchas faltantes, trabajos terminados que habían desaparecido. Allí decidimos quedarnos en custodia de los materiales que quedan”.

En la reunión que mantuvieron con la abogada de la empresa que señaló que Pellerano está en quiebra. “Preguntamos por la indemnización pero por ahora no hubo respuestas ni gestos de buena voluntad, la vemos lejana. Incluso tenemos una denuncia por usurpación del establecimiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.