Protesta y serias denuncias contra la Clínica Beccar

En la tarde de ayer, familiares y amigos de abuelos afiliados al PAMI que se atienden en la Clínica Beccar, cortaron la avenida Centenario argumentando serias denuncias sobre la institución médica ubicada en la calle Julian Navarro, 48 en el partido de San Isidro.
Este caso se inició a raiz de las denuncias de nuestro sindicato médico AMRA Seccional Conurbano Norte en 2016, en las que pedimos que se realizara una inspección en la clínica luego de recibir denuncias acerca de un presunto anestesista que desarrollaba su actividad en el lugar sin tener el título que lo habilitaba. Agradecemos al portal El Comercio Online por mencionar nuestra acción e insistimos con la solicitud al Ministerio de Trabajo de formalizar las inspecciones conjuntas con las entidades gremiales y de ley que regulan la profesión médica. Sin la fiscalización sanitaria a cargo del Estado, la salud de la población es la que está en riesgo.
Relacionado: https://www.sindicatomedico.org.ar/novedades/advierten-por-suba-de-casos-de-ejercicio-ilegal-de-la-medicina/
«Un nutrido grupo de manifestantes compuesto principalmente por familiares de pacientes que se atienden en esa clínica privada de la zona norte, cortaron en la tarde de ayer durante poco más de dos horas, la avenida Centenario a la altura de Julián Navarro.

Durante la ruidosa protesta que incluyó la quema de neumáticos y contenedores de basura, los manifestantes denunciaron serias irregularidades como el maltrato a pacientes por parte del personal, largas esperas para ser atendidos, falta de turnos, abandono de persona. Además denuncian que en las últimas horas fallecieron de forma dudosa 4 pacientes.

Ya el año pasado pacientes que se atendían por PAMI en otros centros de salud de la Zona Norte habían hecho llegar sus quejas a éste medio por el pase compulsivo e inconsulto de su cápita a favor de ésta clínica que se vió sobrepasada su capacidad de atención.

Ya entonces, las quejas incluían el destrato, falta de turnos y largas esperas de pacientes de avanzada edad en una sala de espera colmada, con médicos de guardia sobrepasados de trabajo y sin recursos.

Además, ésto no es nuevo en ésta clinica, años atrás se conocía una seria denuncia contra quien fuera su director, el DR, Walter Raúl Zambón, reconocido médico y empresario, que está detenido en un penal de Florencio Varela desde marzo pasado por abusar de sus hijas, una sobrina y la niñera de la familia, con su propia pareja y madre de las niñas señalada por proteger a Zambón -su socio en una empresa de logística médica- en vez de defender a las menores.

Sin embargo, esta serie de presuntos ataques sexuales no son su única cuenta pendiente con la Justicia. El escándalo desatado después de que se supo que estaba acusado de abuso de menores destapó un pasado sospechado de ilegalidad, explotación laboral y hasta muerte: la Clínica Privada Beccar, de la cual fue dueño y director, está acusada de contratar médicos, tanto argentinos como extranjeros, sin licencia, y presunto «ejercicio ilegal de la medicina». Ver nota completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.