Procesaron a una abula por castigar a su nieto al sacar una mala nota en la escuela

La Justicia la separó del nene, que estaba a su cargo, y le trabó un embargo por 10.000 pesos. El caso salió a la luz porque el chico le mostró las lesiones a su maestra.

Una mujer podría pasar hasta dos años en la cárcel por haber golpeado con un cinturón a su nieto de siete años como castigo luego de que recibiera una baja nota en el colegio. La Justicia dispuso, además, que se la separe del chico –a quien tenía a cargo- y le trabó un embargo por 10.000 pesos.

La Sala Cuarta de la Cámara del Crimen confirmó el procesamiento de la mujer por el delito de “lesiones leves agravadas por el vínculo”. El caso llegó a la Justicia luego de que el chico les contara a las autoridades de la Escuela de Enseñanza Primaria N° 4, a la que asiste, que su abuela le había pegado con un cinto en las piernas y en las nalgas. ¿La razón? En el colegio le habían bajado la nota en conducta.

Tras el castigo, el nene faltó dos días al colegio, jueves y viernes. El lunes, cuando se reincorporó, la maestra le preguntó por qué no había ido a clases. El chico le habló entonces de la golpiza y le mostró las marcas en sus piernas. Los informes médicos constataron que decía la verdad.

Las autoridades de la escuela convocaron al SAME, al Consejo de los Derechos del Niño, Niña y Adolescente, y a la propia abuela, quien incluso reconoció que le había pegado a su nieto y se mostró arrepentida. Tras la confesión, quedó detenida.

Ante el juez subrogante Gabriel Ghirlanda –del Juzgado correccional N°5- negó lo que había reconocido ante los docentes. En su declaración, dijo que había criado al nene desde los tres meses de edad y que la madre del chico vivía en Chaco.

Fuentes judiciales citadas por la agencia de noticias DyN señalaron que la mujer describió al chico como «muy inquieto, que solía golpearse con frecuencia, en el baño o jugando». La maestra, en tanto, dijo que en el colegio era violento con sus compañeros e incluso con ella.

Ante los jueces, el nene dijo que era la segunda vez que su abuela lo golpeaba, y que en las dos oportunidades tuvo que intervenir una tía para que no lo siguiera lastimando.

El artículo 92 del Código Penal fija una escala penal de entre seis meses y dos años para el caso de las lesiones leves agravadas por el vínculo. Los magistrados además le trabaron un embargo de bienes de 10.000 pesos a la mujer -una suma estimativa del resarcimiento por los daños- y la apartaron del chico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.