Por los robos, la gente deja de ir al parque más grande de Avellaneda

Parque-DomínicoUna «boca de lobo»

En el Parque Domínico faltan luces y vigilancia. Muchos vecinos ya no lo usan y otros empezaron a concurrir en grupos porque se repiten los delitos. «No es seguro en ningún horario», denuncian.

El Parque Domínico, el pulmón verde más grande de Avellaneda con una superficie superior a las 10 hectáreas, tiene dos inconvenientes: la inseguridad y la falta de iluminación. “Para nosotros es una boca de lobo, está muy oscuro y siempre da la sensación de que alguien va a aparecer desde algún costado para robar”, advierte Alejandra Díaz, una vecina del barrio a la que le arrebataron su bicicleta la semana pasada.

Tanto al parque como al polideportivo que funciona allí se acercan cientos de personas para practicar diversas actividades a toda hora. Pero la falta de policías en la zona y los asaltos han alejado a muchos deportistas del parque o los obligan a visitarlo en grupos para evitar ser víctimas.

“En los últimos meses notamos que dejaron de funcionar los focos internos del parque. Esto afecta a toda la gente que realiza actividades, ya que se vuelve un lugar muy oscuro y extremadamente inseguro. No nos queda otra que movernos todos juntos y eso es un contratiempo”, confiesa Jésica Galvilán, y agrega: “Enviamos varios reclamos a la Municipalidad de Avellaneda pero ninguno tuvo respuestas”.

Un lugar que podría ser placentero y de entretenimiento se ha convertido en un escenario peligroso para la gente, al punto que también hay quienes prefieren ya no llevar a sus hijos a jugar. “Dos hombres armados me asaltaron estando mi hijo de diez años presente. Me robaron la cartera con todas mis cosas y el celular, tuve suerte de que no me pegaran un tiro. No hay presencia policial y la inseguridad aumentó. No te dan ganas de volver al parque y mucho menos con chicos”, señaló Roxana Lisciani, de Domínico.

Respecto a este tema, el jefe de la Departamental, Claudio Blanco, reconoció que el parque históricamente sufre un alto índice delictual por sus características y señaló que hay móviles del CPC haciendo recorridos.

Además, los vecinos advierten que el deterioro que ha sufrido el lugar en los últimos años ayuda a que se junten “grupitos” de delincuentes. “Hay muy pocos juegos y elementos para hacer deportes, no es lo que era antes. La gente deja todo tirado, botellas de bebidas alcohólicas que nadie junta… El estado del parque es muy malo. No resulta casual que los delincuentes elijan este espacio para asaltar: no es seguro en ningún horario, afirma el vecino Marcelo Espósito.

El titular de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de Avellaneda, Ariel Lambezat, respondió: “El Parque Domínico está incluido en el Plan de Reconversión Lumínica a realizar a fin de año, en el que se cambiarán las antiguas luces amarillas por unas columnas con luces blancas más modernas en todo el parque, incluido el pulmón, para mejorar la visibilidad y la seguridad”. Además, el funcionario comentó que el año que viene se ocuparán de “la remodelación del sector deportivo”.  

 

Clarín Zonales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *