Pinar de Rocha, otra muerte en la impunidad de la corrupción

Otra vez una violenta muerte tiene como protagonista al conocido boliche Pinar de Rocha, un monumento a la corrupción y la impunidad, donde se ha perdido la cuenta de la cantidad de heridos y muertos entre los que concurren al lugar.

Peleas, consumo de alcohol sin controles, menores de edad, barras bravas, venta de drogas, asesinatos dentro y fuera del lugar, pero sigue abriendo sus puertas como si nada, incluso con la pandemia y sus restricciones la joda siguió en este lugar.

Ahora la nueva víctima es un policía de la Bonaerense,  asesinado por un grupo de personas que lo agredió a golpes y lo electrocutó en las vías del tren, en un suceso que ocurrió este domingo a la salida del tradicional boliche Pinar de Rocha, en el oeste del conurbano bonaerense. Los responsables del crimen lograron darse a la fuga y ahora son intensamente buscados por los investigadores.

Voceros judiciales revelaron que la víctima fue identificada como César Maximiliano Cruz, de 29 años, quien se desempeñaba en la Unidad de Policía de Prevención Local (U.P.P.L.).

Las fuentes indicaron que el crimen se registró a las 07:30 del domingo cuando efectivos del Comando Patrulla (C.P.) recibieron una denuncia al 911 que hacía referencia a una persona sin vida en el cruce de Güemes y Segunda Rivadavia, a escasos metros de las vías del Tren Sarmiento.

Al arribar a ese lugar, los investigadores encontraron el cadáver de Cruz, quien tenía entre sus ropas la credencial que demostraba que era efectivo policial. Testigos intentaron auxiliar al hombre sin éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.