Paternal:Delincuentes coparon un hospital porteño y liberaron a un preso que estaba internado

Ocurrió en el hospital Lagleyze, en la madrugada del 31 de diciembre.  Cinco hombres armados redujeron a los vigiladores y luego a dos agentes  penitenciarios que se encontraban de custodia. El convicto, de 35 años,  había sido operado de la vista tras una pelea en Devoto.

Cinco delincuentes coparon el hospital oftalmológico Pedro Lagleyze y rescataron a un preso que se encontraba internado tras ser operado de la vista. El audaz golpe ocurrió en la madrugada del 31 de diciembre, pero recién se conoció esta tarde.

Según informó la agencia DyN, los delincuentes ingresaron al centro de salud -ubicado en avenida Juan B. Justo al 4100- y redujeron a dos vigiladores privados que se encontraban de guardia. Luego, se dirigieron al segundo piso, donde sorprendieron a dos agentes penitenciarios que estaban custodiando una de las habitaciones del sector, a quienes les colocaron una pistola en la cabeza y obligaron a arrojarse al piso.

Tras dominar a los efectivos del SPF, los delincuentes ingresaron a la habitación y en un rápido operativo rescate cargaron al convicto que estaba internado en ese lugar, a quien le acababan de extirpar un ojo en una reciente operación. Según precisaron fuentes policiales a la agencia DyN, el hombre de 35 años, todavía se encontraba bajo los efectos de la anestesia. El detenido cumplía una condena por robo en la cárcel de Devoto y días antes había protagonizado una pelea con otros reclusos, en la cual sufrió una grave lesión en un ojo.

Debido a la herida, el detenido había sido llevado al hospital oftalmológico donde finalmente le tuvieron que quitar el ojo lesionado. Según las fuentes, los delincuentes salieron rápidamente del nosocomio con el herido y ante la mirada de unos diez pacientes que esperaban a ser atendidos en la guardia, llegaron hasta la vereda y cargaron al hombre en el asiento trasero de un coche de color negro.

Dos de los asaltantes escaparon junto al herido rescatado, mientras que los otros tres lo hicieron a bordo de otro auto que habían dejado estacionado a pocos metros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *