Para la Justicia, maltratar a los amigos de la pareja es causal de divorcio

En un inédito fallo, la Cámara Civil consideró como una «injuria grave» que un hombre tuviera «conductas poco comprensivas y falta de delicadeza» con los allegados de su ex esposa. Afirmó que excede «el límite normal de tolerancia y respeto mutuo», por lo que culpó a ambos por la separación.

La resolución fue dictada por las Juezas Zulema Wilde, María del Rosario Mattera y Beatriz Verón de la Sala «J» de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal. La mujer alegó que su ex marido no mostraba «nada de empatía» con sus amigos.

En un primer fallo, el hombre se vio favorecido, ya que la Justicia consideró que su ex esposa era la culpable por «haber incurrido en la causal de abandono voluntario y malicioso del hogar conyugal».

Sin embargo, en segunda instancia se señaló que las conductas poco comprensivas y falta de delicadeza del esposo han excedido el límite normal de tolerancia y de respeto mutuo, por lo que deben ser consideradas hechos violatorios y configurativos de las injurias graves».

Tras emitir la resolución, las juezas consideraron entonces que la responsabilidad del divorcio correspondía en el mismo porcentaje a los dos. Esto supone que los gastos económicos, como por ejemplo los honorarios y las costas del juicio, ahora serán divididos. Además, el ex esposo perdió el derecho a pedirle una cuota alimentaria en caso de no poder mantenerse por sus propios medios.

Si bien reconoció que los motivos del divorcio fueron las conductas el hombre, la Cámara consideró que a ella la responsabilizan por «obstaculizar el vínculo de la hija con el padre no conviviente tras la separación de hecho». Las juezas determinaron que de su parte hubo «falta de colaboración para ampliar el restringido régimen de visitas establecido en favor del padre» y «una actitud despreocupada ante su sufrimiento».

Sobre la actitud del ex esposo, consideró que «no necesariamente los amigos de uno deben serlo del otro, mas ello no es obstáculo para que se sea agradable con las personas que la esposa aprecia o quiere».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.