Otro procesado por la muerte de Matías Bragagnolo en 2006

La medida fue dispuesta por el Juez Martín Garro y recayó sobre Andrés Espósito Salati por el delito de «homicidio preterintencional», es decir aquel delito que se comete cuando, en realidad, la intención era perpetrar otro de menor gravedad. Sus bienes fueron embargados hasta cubrir la suma de 300.000 pesos.

«Si bien (la agresión) no debía razonablemente provocar la muerte, atento los medios empleados, coadyuvaron sí, junto con la sumatoria de episodios traumáticos en el deceso de la víctima», consideró el Juez.

Así, dio por probado que Bragagnolo, quien había bajado de un departamento en el que se celebrara una fiesta privada para comprar bebidas, fue atacado por un grupo de entre diez y 12 adolescentes, presuntamente por el robo de un teléfono celular.

 En la huida, Bragagnolo recibió un piedrazo en la espalda, y cuando llegó al palier del edificio al que regresaba sufrió el maltrato por parte de un policía y una descompensación que le causó la muerte.

El abogado Jorge Álvarez Berlanda, quien patrocina a la familia del joven Matías Bragagnolo, había pedido durante la feria judicial que se definiera la situación procesal de Espósito Salati, quien permanecía beneficiado con «falta de mérito».

Por la muerte de Bragagnolo ya están procesados y en camino a un juicio oral y público dos jóvenes que protagonizaron un altercado con la víctima y un policía federal acusado por «vejaciones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.