Nilda Garré se opone a que policías porten armas los días franco

La ministra de Seguridad criticó la reacción del policía que disparó contra delincuentes y terminó matando a un joven futbolista. La funcionaria aseguró que “desde que era diputada siempre impulsé la posibilidad de que los policías no estén armados cuando están fuera de servicio”, pero “hay una resistencia general”.

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, juzgó hoy «inadmisible que se trate de capturar a balazos a una persona», al criticar la reacción del policía bonaerense que mató al futbolista Lautaro Bugatto, y admitió que hay que «dar algunos pasos más para lograr una cultura de desarme» de los efectivos que no estén en horario de servicio.

La funcionaria se mostró en desacuerdo con que el policía actúe como tal «24 horas por 24, los 365 días del año», ya que, advirtió, «nadie puede resistir ese nivel de tensión».

Garré aseguró que los asaltantes «no estaban armados», en línea con los familiares de la víctima que negaron que el jugador haya quedado en medio de un tiroteo entre el efectivo Gabriel Benítez y los delincuentes.

Además, denunció que «hay una resistencia en general del policía» promedio «a no ir armado» cuando está «fuera de servicio» y lo atribuyó a «una cultura que se fue instalando» en las fuerzas de seguridad como la Federal y la Bonaerense, aunque admitió que los gobiernos de ambas jurisdicciones deben «dar algunos pasos más para lograr una cultura de desarme».

«No hay que tratar de capturar a balazos. No sería la forma (correcta). (Benítez) no debería haber tirado a matar», fustigó Garré y agregó: «El policía de ayer, en un hecho inadmisible, frente a ladrones que no estaban armados, empieza a disparar para defender a una motocicleta» que le intentaban robar a una hermana y a la hija de la mujer.

Bugatto murió ayer por un tiro que, según reconoció el mismo ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, disparó Benítez, fuera de servicio y vestido de civil.

La funcionaria kirchnerista definió al asesinato de Bugatto como un hecho «muy doloroso» y resaltó: «Yo, desde que era diputada, hace varios años ya, siempre impulsé la posibilidad de que los policías no estén armados cuando están fuera de servicio».

Argumentó que lo contrario representa «una tensión terrible sobre el policía: obligarlo a ser policía 24 horas por 24, los 365 días del año» y advirtió que «nadie puede resistir ese nivel de tensión».

A un agente eso implica «generarle la tensión de que, aunque esté con su familia comiendo una pizza en un domingo de franco, resulta que tiene que reaccionar como un policía», adujo.

Argumentó también que, «cuando el policía, al que uno no lo ve como policía» por la falta de uniforme, «se identifica como policía y empieza a tirar, hay muchas personas que están alrededor que quedan en el medio de la balacera a veces» y agregó que eso suele provocar «la muerte de un tercero, inocente y ajeno al episodio».

Luego, denunció que «hay una resistencia en general del policía a no ir armado, porque fue una cultura también que se instaló (en la fuerza de seguridad)».

«Con los policías, esto es cultural: primero, era obligatorio que fueran armados y se identificaran como policías y esto, ahora, se fue aflojando y empieza a ser optativo», completó, aunque admitió: «Creo que tenemos que dar algunos pasos más para lograr también ahí una cultura de desarme».

La ministra formuló declaraciones a la prensa antes de participar en un seminario regional sobre desarme civil en la sede central del Banco Nación, en el microcentro porteño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.