Los efectivos de las fuerzas de seguridad que se acuartelen o abandonen su servicio serán multados y arrestados

efectivos-Prefectura-acuarteladosLa Cámara de Diputados determinó que los agentes de las fuerzas de seguridad que abandonen su puesto y causen «la muerte de sus camaradas o terceros», como sucedió con los saqueos en 2013, tendrán sanciones de hasta $750.000 y condenas de 2 a 8 años de cárcel.

En la última sesión del año, la Cámara de Diputados aprobó con 194 votos a favor y 9 en contra el proyecto de ley que prevé multas desde 12.500 a 750 mil pesos e «inhabilitación especial de un mes a un año», para los agentes de las fuerzas de seguridad que sin «haber admitido la renuncia de su destino» lo abandone y produzca un «daño del servicio público».
Las sanciones para quienes «maliciosamente omitieren la prestación regular de su función» son extensivas a los agentes de fuerzas de seguridad nacionales, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires. Los agentes serán castigados también «con pena de prisión de uno a tres años e inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por el doble tiempo de la condena«
«Si, como consecuencia del abandono u omisión tipificado» se producen «daños a bienes de la fuerza, bienes de terceros, lesiones o muerte de sus camaradas o terceros, se aplicará una pena de prisión de dos a ocho años e inhabilitación absoluta para desempeñar cargos públicos«, agrega el texto.
En 2013, los acuartelamientos policiales fueron la principal causa de los saqueos y la muerte de ciudadanos.
Según publicó Parlamentario, el texto propone un agregado al artículo 252 del Código Penal para aplicar «sanciones e inhabilitaciones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *