Lomas de Zamora: Un fiscal pidió solo 6 años de prisión para una mujer que dejó morir desnutrida a su hija y era maltratada

El fiscal de Lomas de Zamora Sergio Anauti pidió 6 años y 8 meses de prisión para una madre acusada abandonar su hija y dejarla desnutrida, situación que le provocó la muerte. Para el tío de la niña de 3 años, que convivía con la acusada en una vivienda de Glew, el fiscal solicitó 7 años y 8 meses.

Fuentes judiciales informaron que en el marco de un juicio abreviado, el fiscal Anauti pidió esas penas para Vanina Soledad Zorrilla, madre de víctima, y para Alexis Martínez, tío de la menor, por los delitos de “abandono de persona seguido de muerte”. Los hechos ocurrieron en una vivienda de Glew, en diciembre de 2018. La propuesta de pena fue aceptada por la defensa de los imputados y ahora se espera la convalidación del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 para aplicar la condena.

Durante la instrucción la fiscal Fabiola Juanatey había sostenido una acusación más dura. Había acusado a Zorrilla y Martínez por el delito de homicidio agravado. Pero esto no fue sostenido en la etapa de juicio y la pena resulta muy inferior a la que se pretendía arribar en la instrucción, dejando una mala impresión de la justicia en quienes siguen un caso aberrante ya que no solo era mal alimentada sino sometida a un trato cruel y criminal.

Según se determinó en la investigación, Zorrilla, de 32 años, y Martínez, de 42, se encontraban al cuidado de nueve niños, en una precaria vivienda de Glew. Mía Soledad fue hallada muerta el 4 de diciembre de 2018 en ese lugar.

Su cuerpo presentaba – según los peritos- “hematomas, fracturas, quemaduras en los pies, y signos de desnutrición, abandono y raquitismo”. En la pequeña vivienda de Glew vivían otros ocho chicos de entre 16 y 4 años de edad. Algunos de esos menores eran hijos de Zorrilla y Martínez, y otros hijos sólo de Martínez. Si bien no todos los niños presentaban estado de desnutrición, vivían en un preocupante estado de precariedad.

El hallazgo de la menor se produjo el 4 de diciembre de 2028en una vivienda ubicada en Yapeyú al 700, en Glew. Si bien en un principio se sospechó de una muerte natural, los informes médicos determinaron que se debió al estado de desnutrición y abandono que sufría Mía y frente a lo cual Zorrilla y Martínez no hicieron prácticamente nada para salvarle la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *