Lomas de Zamora: La familia de Pablo Olivera reclama que la justicia condene al policía que lo mató

La familia de Pablo Olivera, un joven asesinado de un palazo en la cabeza por un policía a la salida del pub Open de Lanús en 2014, espera que la justicia condene al acusado. Este jueves se realizó la audiencia con las últimas palabras del imputado, pero no hubo adelanto de veredicto como se esperaba lo que generó indignación entre los allegados de la víctima.

Patricia Oviedo, la madre de la víctima, manifestó: “Nos hicieron ir solo para escuchar las últimas palabras del acusado. Hasta ahora pienso que no hubo justicia para una persona que murió en manos de criminales. Lo mataron por nada cuando él solo buscaba separar una pelea en la cual ni siquiera estaba involucrado”.

Olivera tenía 28 años y era padre de dos hijas. El 1 de junio de 2014 había ido a bailar con su hermano y un grupo de amigos al boliche Open de Lanús, ubicado en 25 de mayo e Hipólito Yrigoyen.

De acuerdo con la acusación, esa noche se había generado un hecho de violencia de género y los jóvenes fueron sacados del lugar. Al parecer, la víctima intentó calmar la situación y Rodolfo Díaz –por entonces miembro de la Policía bonaerense- le pegó en la cabeza con su tonfa que le provocó la muerte días después.

“Pablo no quería ir ese día y yo le insistí que fuera a divertirse. A las cinco de la mañana me llamaron para avisarme que estaba en un hospital. Cuando llegué lo encontré con un respirador artificial porque tenía muerte cerebral, Díaz le pegó en la cabeza”, recordó la mujer.

Cabe recordar que la semana pasada el fiscal Jorge Bettini Sansoni solicitó en su alegato ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°10 de Lomas de Zamora la pena de 25 años de prisión para Rodolfo Díaz, un ex integrante de la Policía bonaerense.

Por su parte, Brian Magnaghi, uno de los abogado que representa a la familia de Olivera e integrante de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), pidió la pena de prisión perpetua, mientras que la defensa requirió la absolución.

Este jueves se realizó la audiencia final con las últimas palabras del imputado, quien se declaró “inocente”. No obstante, la familia también esperaba la lectura del adelanto del veredicto, que finalmente no sucedió. El tribunal informó que serán notificados directamente por cédula electrónica la semana próxima.

“La verdad me sentí humillada porque nos citaron por unos minutos para escuchar las últimas palabras del asesino. Nosotros pedimos perpetua, pero toda esta situación me hace desconfiar sobre el monto de la pena. Quiero creer en la justicia y pido que la semana que viene sea condenado porque mi hijo no robó, no mató, no violó, fue a divertirse y lo mataron”, expresó la madre del joven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *