Lomas de Zamora: Familia de un hombre asesinado denuncia que la justicia no investiga su crimen

Transcurrido un año del homicidio de Diego Martín Retamar, un hombre de 41 años asesinado en Fiorito, la familia denuncia que la causa no avanzó y que los sospechosos del crimen andan por el barrio. El hecho ocurrió el 29 de octubre del 2020.

Sandra Retamar, hermana de la víctima, aseguró: “Nosotros vemos que la causa sigue igual, no hay detenidos, ni hicieron nada más a pesar de que había pruebas. La casa de mi hermano había quedado toda llena de sangre y los testigos identificaron a los sospechosos”

La familia de la víctima señaló que los amigos de Diego ese día llegaron de robar y le pidieron ingresar al domicilio del hombre. Como él se rehusó, los acusados lo habrían asesinado. 

“Queremos que los investiguen porque hubo testigos que identificaron a los pibes. Ellos gozan de su libertad y mi hermano está enterrado bajo tierra. La justicia no hizo nada para investigar el crimen”, advirtió Sandra. 

Según lo explicado por la familia, los sospechosos intentaron hacer pasar el crimen como un ajuste de cuentas e incriminar a Diego en un robo. 

“Lo trataron de ensuciar, dijeron que salió a robar, lo dejaron tirado a dos cuadras y el salió a trabajar. Quisieron esconder el delito porque él no los quiso encubrir”, opinó la hermana de la víctima.

Con respecto al trabajo judicial, la familia espera que se coteje si las huellas encontradas en el domicilio de Diego son las mismas que los acusados y que se tenga en cuenta lo expresado por los vecinos que vieron el video, donde se ve a los responsables del homicidio. 

“El video muestra dónde vienen, lo dejan tirado, se acerca otro cómplice a ver si estaba muerto o no. Y los vecinos lo vieron, saben quienes fueron y los reconocieron. Coincidimos todos con las personas que aparecen ahí”, destacó Sandra.

Además, la hermana de Diego explicó que “no pudo haber sido una sola persona la responsable del homicidio” debido a que el hombre tenía una contextura grande.

Según la investigación, el 29 de octubre del 2020 Diego ese día se juntó con sus amigos a cenar y apareció a las 9 de la mañana del otro día, tirado en Conesa y Ginebra, golpeado y con sangre en todo su cuerpo. Estaba muerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.