Lomas de Zamora: Detuvieron a policía acusado de sacarle un ojo de un balazo a un joven en un allanamiento erróneo

Un subteniente del grupo de Apoyo Departamental (GAD) de Lomas de Zamora, acusado de haber disparado contra un joven de 17 años en un allanamiento erróneo en Villa Centenario, fue detenido. A un mes del ataque que sufrió Ignacio, la familia pide que se cambie la carátula a tentativa de homicidio. El fiscal Sebatián Bisquert, de la UFI 8 de Lomas, lleva adelante la investigación del accionar policial y es quien ordenó la detención.

Antonio Eduardo Gómez, abogado de la familia, aseguró: “Logramos que se lo haya detenido y se lo separó pero buscamos que sean separados de la fuerza e investigados como posibles responsables de delito de acción pública todos los involucrados”.  El policía quedó acusado de “lesiones gravísimas”.

El ataque ocurrió a mediados de junio cuando un grupo de policías allanó una vivienda ubicada en Villa Albertina, pero era una dirección equivocada. En el marco de la investigación por unos objetos robados en una escuela de Villa Centenario, los efectivos policiales ingresaron al domicilio, en donde se encontraba Ignacio. El joven recibió varios disparos de balas de goma, lo que produjo la pérdida de su vista en el ojo derecho. 

La familia espera que la investigación continúe tanto para el que investigó, como aquel que realizó el operativo. “Era muy evidente el lugar que tenían que allanar y no se hizo así. Hay un grado de negligencia muy grande, esto tiene que tener sus consecuencias”, alertó el letrado.

Si bien la Policía intentó difamar que el adolescente se abalanzó sobre ellos con un cuchillo, la familia desmintió esta versión y relataron a este medio que luego de que le dispararon a Ignacio, “le pegaron en el piso” y agredieron a su madre, quien intentó socorrerlo. 

En este sentido, Marina Candia, madre del joven manifestó: “Es probable que lo quieran caratular como lesiones graves pero no nos hubieran disparado sino querían hacerlo. Ahora hay que intentar que se mantenga firme su detención”.

El abogado consideró que “la investigación está encaminada” pero que aún resta actuar sobre las personas que también participaron del operativo a pesar de que no hayan disparado. 

“La gente a la cual el Estado determina para que lleve adelante ese tipo de diligencias tiene que estar preparada. Lo que se debe hacer es resguardar a los terceros, en este caso Ignacio. Ha quedado a las claras que lo que hicieron fue una barbaridad”, aseveró el letrado, quien anticipó que pedirá que se investigue a otros participantes del allanamiento.

Además, Gómez opinó sobre el temor de la familia de que la detención del Policía no sea firme. “El miedo por parte de la familia es constante. Las fuerzas policiales cuentan con una prerrogativa que como ciudadano no las alcanzamos. Siempre está latente la posibilidad de que sea liberado porque se amparan en cierto tipo de cosas”, explicó el particular damnificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.