Layla Saínz se negó a que la revisen ginecológicamente

Layla-Saínz  Estuvo desaparecida desde el 22 de octubre. Su caso movilizó a todo el mundo. A la búsqueda se habían plegado además de sus padres, habitantes de la villa 1-11-14 y de la comunidad educativa.

La adolescente de 13 años desaparecida desde hace diez días en la zona del bajo Flores porteño, fue encontrada el lunes en la plaza «Ángel Gris», de Flores, en compañía de tres adultos, dos mujeres y un hombre. Tras ser hallada se negó a que la revisen ginecológicamente.

Layla estuvo desaparecida desde el 22 de octubre. Su caso movilizó a todo el mundo. A la búsqueda se habían plegado además de sus padres, habitantes de la villa 1-11-14 y de la comunidad educativa.

El caso se investigó con la peor de las hipótesis. Su declaración en Cámara Gesell fue sinuosa y no dejó muchas certezas. Layla sólo dijo que estuvo en la calle acompañada de gente mayor.

Lo raro es que antes de aparecer en la Plaza del Angel, en Flores, se comunicó con su madre y alcanzó a decirle que no quería volver. La conversación fue extraña. Ella habló poco, como si cada frase que decía, tenía que ser supervisada por alguien que la observaba detrás.

«Estuvo reticente en su relato. Esperemos que se sepa la verdad», dijo el abogado querellante. Como en el relato no surgieron datos de violencia familiar, Layla fue restituída a sus padres. El misterio de lo que le pasó, continúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.