Lanús:Cabo herido de la policía federal al tirotearse con delincuentes

El uniformado recibió un balazo en un tiroteo con dos delincuentes que lo asaltaron cuando salía de la casa de un amigo en el Conurbano. 

Un Cabo de la Policía Federal fue herido de un balazo en la cara al tirotearse con dos delincuentes que lo asaltaron cuando salía de la casa de un amigo en el partido bonaerense de Lanús, informaron fuentes policiales.

El policía, identificado como el Cabo Marcelo Sosa, de 30 años, se encontraba internado en el hospital Churruca del barrio porteño de Parque Patricios, donde iba a ser operado para que se le extrajera el proyectil.

Los voceros le explicaron a DyN que el balazo le pegó en el maxilar inferior y el plomo del proyectil le quedó alojado en el hombro derecho, aunque no le provocó ninguna herida que comprometiera su vida, por lo que se encontraba estable.

El hecho ocurrió poco después de las 20:00 hs. de ayer, cuando el suboficial, perteneciente a la comisaría 5ª. de la zona porteña de Tribunales, salía de la casa de un amigo de Lanús Este, donde fue asaltado por dos delincuentes.

Los maleantes lo rodearon, lo amenazaron con armas de fuego y le pidieron las llaves de su camioneta Ford EcoSport, que tenía estacionada a pocos metros, indicaron los informantes.

En ese momento, el Cabo, que estaba vestido de civil, se identificó como policía e intentó detener a los delincuentes, uno de los cuales, sin mediar palabras, lo atacó de un disparo que no dio en el blanco.

Tras la agresión el suboficial respondió con un balazo hacia los asaltantes y se originó un breve enfrentamiento armado que terminó cuando Sosa resultó herido de un tiro en el rostro.

Los ladrones escaparon corriendo, mientras que la víctima, que quedó inconsciente, fue auxiliada por el dueño de la casa en cuya vereda ocurrió el episodio.

Más tarde, el suboficial fue llevado en una ambulancia al hospital Arturo Melo de la localidad de Remedios de Escalada, desde donde fue trasladado al hospital Churruca de Parque Patricios.

Fuentes de la Policía indicaron que el efectivo, quien está casado y tiene dos pequeños hijos, se encontraba estable, alojado en la sala de terapia intensiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *